TIENE 12 COMPONENTES

Aprueban el Código Nacional de Procedimientos Civiles impulsado por Rafael Guerra

El presidente del PJCDMX explicó que los Poderes Judiciales integrantes de la Conatrib construyeron el proyecto

NACIONAL

·
Dijo que uno de los grandes retos será la materialización de este nuevo instrumento jurídico.Créditos: PJCDMX

En un hecho histórico, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares por lo que el ordenamiento pasará al Ejecutivo y se espera que pronto sea publicado en el Diario Oficial de la Federación; se trata de una victoria de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib) y en particular de su principal promotor y presidente del organismo, magistrado Rafael Guerra Álvarez.

Al promover esta nueva arquitectura para todo el país, el también presidente del Poder Judicial de la CDMX, Guerra Álvarez, ha explicado que los Poderes Judiciales integrantes de la Conatrib construyeron el proyecto de Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares.

“Se recibieron las propuestas de todas las entidades federativas y se construyó un proyecto que, además de atender a la opinión de los impartidores de justicia, se buscó garantizar la continuidad y consolidación de la justicia oral, el aprovechamiento de nuevas herramientas probatorias en el desarrollo de audiencias, una nueva metodología en la ejecución de sentencia que permite agilizar la misma en condiciones de dignidad e igualdad a las personas, el aprovechamiento de los mecanismos alternativos de solución de controversias, el uso de tecnologías de la información en la impartición de justicia, un sistema impugnativo que permita aprovechar los beneficios de la oralidad y, en general, procedimientos más respetuosos de los derechos humanos”.

El presidente del Poder Judicial de la CDMX explicó que los Poderes Judiciales integrantes de la Conatrib construyeron el proyecto de Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares. Foto: Especial

En lo que hace a la esencia del Código, Guerra ha explicado que tiene doce componentes principales:

“El primero, del sistema de impartición de justicia en materia civil y familiar; el segundo, de la competencia objetiva y subjetiva; el tercero, sobre disposiciones comunes en procedimientos civiles y familiares; el cuarto, de la justicia civil, mismo que regula los juicios orales ordinario, especial hipotecario, arrendamiento e inmatriculación judicial; el quinto, sobre la justicia familiar, el cual regula todos los procedimientos orales de la materia".

Agregó que el sexto y séptimo atienden a todos los procedimientos universales; "el octavo, que regula los recursos, en el que se lleva la oralidad al trámite del mismo, para aprovechar sus beneficios; el noveno, que establece las bases de la justicia digital en todo el país; el décimo, de la sentencia y su ejecución, mismo que autoriza la celebración de audiencias de avenencia y la posibilidad de que existan jueces de ejecución en la materia; el once, que se ocupa de la cooperación procesal internacional; y, el doce, que regula el procedimiento arbitral”.

Uno de los grandes retos, en este histórico ordenamiento, en la visión de Guerra, será la materialización de este nuevo instrumento jurídico mediante recursos presupuestales suficientes y permanentes para los tribunales de la República Mexicana: “Estamos a tiempo para que los legisladores atiendan la importancia no sólo de autorizar partidas presupuestales adicionales y extraordinarias, sino que, además, garanticen su entrega a los poderes judiciales", concluyó.

Seguir leyendo:

Rafael Guerra Álvarez confía en aprobación del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares

Rafael Guerra: mayor acceso a justicia con nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares

Rafael Guerra: la homologación del Código de Procedimientos Civiles y Familiares es integral y a favor de la gente