COVID-19

Personal de salud debe estar protegido contra COVID-19 para garantizar atención óptima, asegura experto

Jacob Assaf resalta la importancia de una protección adecuada

NACIONAL

·
PERITO. Assaf es experto en medicina de emergencia en Israel. Foto: Especial

Mantener la protección del personal de salud es esencial para garantizar la atención de la población ante emergencias masivas, incluida la pandemia de COVID-19, aseguró el profesor Jacob Assaf, director del departamento de Medicina de emergencia del Hospital Hadassah Ein Kerem.

Al encabezar un seminario de la Red de Salud en América Latina, el profesor Assaf mencionó que el personal del Hospital Hadassah de Israel ha sido capacitado para atender situaciones en las que puede haber heridos de forma masiva, y en todos los casos es clave procurar la integridad de los trabajadores para que sigan con su labor de atención a personas afectadas.

En torno al COVID-19, dijo que el problema es que la pandemia fue un evento nuevo, ante el cual nadie tenía experiencia y se tuvo que aprender sobre la marcha.

Ante el repunte por la variante Ómicron, Assaf resaltó que hay algo invariable en la atención de pacientes: que los trabajadores del hospital cuenten por lo menos con cubrebocas y protección ocular, como una careta o gogles al estar en contacto con un enfermo.

“A veces el paciente puede llegar con dolor en el tórax y ningún otro síntoma, así que no se le interna en el área COVID-19, pero luego podemos descubrir que sí está infectado y ya estuvo en contacto con otra área. Por eso el personal de salud debe estar protegido”, explicó.

El Hospital Hadassah en Israel ha atendido a casi ocho mil pacientes sospechosos de COVID-19 en el periodo de marzo de 2020 a mayo de 2021, de los cuales más de mil 500 fueron confirmados con el virus SARS-CoV-2.

Durante su presentación, Assaf dijo que los trabajadores del Hospital Hadassah en Israel han realizado ejercicios y prácticas para saber cómo responder a otro tipo de emergencias masivas, como terrorismo, guerras, eventos con sustancias toxicológicas o radioactivas.

En el caso de estos dos últimos escenarios, el protocolo incluye usar un traje de protección personal y un dispositivo para medir radiación.

CAR