NUEVO LEÓN

Haitianos llegan a Nuevo León y saturan albergues e instalaciones del INM

Estos indocumentados buscan una nueva oportunidad en Estados Unidos

NACIONAL

·
Los migrantes llegaron en una oleada

La oleada de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos y que han quedado varados en Nuevo León, mantiene a los albergues para migrantes en la saturación total, mientras las largas filas son el común en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración, por personas que buscan regularizar su estancia en el país.

Un ejemplo es la Casa Indi, que con un cupo para 400 personas, alberga actualmente a más de 850 migrantes, luego de que en los últimos días, han llegado cientos de migrantes de diferentes edades: bebés, niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres haitianos, muchos de ellos compartiendo el mismo núcleo familiar. 

El 90 por ciento de los haitianos que se hospedan ahí no cuentan con documentación y el resto lleva solo su pasaporte. Las calles de los alrededores de Casa Indi se encuentran completamente pobladas por los migrantes. 

AMLO pide pasar del discurso a la acción en el tema migratorio

Lo mismo sucede con el Instituto Nacional de Migración, en la avenida Lázaro Cárdenas, a donde han llegado este lunes cientos de haitianos que buscan regularizar su estancia en el país. 

Muchos, tras conocer la situación que se vive en otras ciudades fronterizas y en la frontera con Estados Unidos, han optado por regularizar su estancia en el país; en entrevista, algunos coincidieron en que preferirían permanecer en Nuevo León, estudiando o trabajando. 

Esta migración es diferente a la que se vive normalmente en las calles de Monterrey; se trata de profesionistas, con celulares con acceso a internet, hospedandose en hoteles del centro de la ciudad y comunicándose entre ellos para informarse de la situación en otras partes del país. 

Pero algunos han sufrido robos, y han perdido los recursos que tenían para poder poner un techo sobre sus cabezas, al menos mientras esperan poder obtener un trabajo; la necesidad de techo, ropa y comida para todos ellos, mantiene en jaque las casas de asistencia, quienes urgen por donativos en especie. 

“Hermanos: Hospes venit Christus venit. Viene un Huésped, Cristo viene. Ayúdenos con más cosas de la canasta básica: frijol, leche, huevo, azúcar, pañales para niños, etc. Han llegado más migrantes muchos de Haití. Ayudemos de corazón a nuestra @casaindiac. Gracias por su generosidad”, escribió el albergue en sus redes sociales.

Familia de Afganistán llegan a Tamaulipas en busca de refugio

En su travesía para llegar a la frontera, la oleada de centroamericanos llegaron en caravanas de autobuses desde Tapachula, luego de haber cruzado hasta 9 países para llegar hasta este punto. 

Durante el éxodo de los haitianos, expresaron haber sido víctimas de abuso y discriminación, algunos incluso revelaron haber presenciado robos, violaciones y asesinatos. 

Asimismo, aclaran que la situación en su país, por los efectos del asesinato del ex presidente Jovenel Moïse y el terremoto con una magnitud de 7.2 grados agravó la situación político económica y social, lo que provocó que el desempleo se disparara.

Mientras unos se hospedan en hoteles, otros en casas de apoyo a migrantes, otros lograron ingresar a los espacios del DIF en Nuevo León, y otros incluso han emprendido ya la búsqueda de un empleo en Nuevo León: en limpieza, vigilancia y construcción, por ejemplo.

Por: Missael Dávila y Daniela García