NUEVO LEÓN

Agente de la policía de Guadalupe, Nuevo León, pide atención médica

Juanita Martínez Salazar ha perdido el apoyo de la autoridad municipal para la que trabajaba

NACIONAL

·
Policía de Nuevo León denuncia falta de atención médica (Foto: Especial)

Tras sufrir un accidente en 2013, la vida de la policía Juanita Martínez Salazar cambió radicalmente; su salud quedó afectada de por vida, y ha perdido el apoyo de la autoridad municipal para la que trabajaba.

Martínez Salazar denunció que la autoridad del municipio de Guadalupe no le ha otorgado el apoyo médico que necesita derivado del accidente que sufrió cumpliendo con su labor, e incluso perdió su derecho a sueldo por no poder cumplir con las pruebas de confianza, a consecuencia del mismo accidente que le ha provocado daños cerebrales. 

“Yo tuve un accidente en el 2013, a raíz de eso me operaron varias veces y me pusieron protesis de rodilla completa, tuve traumatismo en la cabeza, hasta ahí me atendieron bien, en las administraciones pasadas había medicamento, atención médica, todo bien bien.

Ahora con esta administración, no hay medicamentos, me hacen bloqueos lumbares a raíz de la cirugía por el accidente que tuve. Me ponen cada 3 años y desde el 17 de junio que me dieron la orden a la fecha, no ha pagado el municipio”, denunció en entrevista.

Martínez Salazar señaló que los medicamentos que debe recibir no solo son caros, sino que son controlados, ya que bloquean por completo el dolor que tiene por las secuelas del accidente. 

Y aunque reconoció que ha logrado hablar con el Secretario de Ayuntamiento y la Alcaldesa Cristina Díaz, no ha tenido solución por parte de la autoridad municipal. 

No logró recibir pensión ni indemnización, pese a que el accidente ocurrió cumpliendo con su labor, y ha interpuesto una denuncia junto a otros compañeros que también sufrieron accidentes que los incapacitaron para trabajar pero los “obligaron a regresar”.

La policía denunció que el año pasado, tuvo que presentar las pruebas de confianza para permanecer dentro de la corporación policiaca, mismas que no pudo aprobar derivado de daños cerebrales que tiene como secuela de su accidente. 

“Me quitaron el sueldo desde el 30 de noviembre del año pasado. Me mandaron a los controles de confianza, yo sabía que lo iba a reprobar, jamás los reprobé, pero los reprobé por el problema que tuve en mi cabeza, por el traumatismo que tengo en mi cabeza. A raíz de eso, padezco de problemas en la cabeza donde médicamente, detectados hay problema psiquiátricos y me salió un tumor. Por eso reprobé”, señaló.

Martínez Salazar lamentó la falta de apoyo de la autoridad municipal, y aseguró que como ella hay varios compañeros que se encuentran en la misma situación y esperan poder obtener respuesta pronto a sus problemas.