ACTIVISTA

Miriam Rodríguez: La sorprendente historia de una madre que buscó y capturó a los asesinos de su hija

La activista logró que la mitad de los asesinos y secuestradores de su hija Karen fueran arrestados y llevados tras las rejas entre 2014 y 2017, año en que fue asesinada en su casa

NACIONAL

·
En diciembre de 2020 la historia de Miriam Rodríguez fue dada a conocer por el New York Times. FOTO: Especial

En México las cifras de personas desaparecidas se incrementan día con día y ante la incapacidad de las autoridades de dar seguimiento a los miles de casos vigentes, en muchas ocasiones son los propios familiares quienes se han dedicado a buscar a sus seres queridos, tal fue el caso de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, cuya historia de búsqueda sorprendió al mundo luego que se diera a conocer en el diario New York Times.

Miriam Rodríguez se dedicó a buscar a su hija desaparecida, quien fue secuestrada y asesinada, y para ello se convirtió en una de los muchos "Padres de niños desaparecidos", en su búsqueda de los responsables por el crimen de su hija, Miriam se convirtió en una activista de los derechos humanos y en un ejemplo para muchas madres más que continúan buscando a sus hijos por todo el territorio nacional.

La historia de lucha, esfuerzo y valor de Miriam Rodríguez, quien fuera asesinada el 10 de mayo de 2017 a manos de hombres armados que ingresaron a su casa para matarla, tuvo tal alcance que fue llevada a la pantalla grande bajo el nombre de "La Civil", película que fue presentada con gran éxito en el Festival de cine de Cannes este año. El film, cuyo guión fue escrito por Teodora Mihai y Habacuc Antonio de Rosario, recopila los testimonios de la activista en el año 2015 y hace énfasis en su búsqueda de justicia.

¿Qué llevó a Miriam Rodríguez a convertirse en activista?

El secuestro y posterior asesinado de su hija fue lo que obligó a Miriam Rodríguez a buscar hasta el cansancio a los responsables de su muerte, en el camino se unió a decenas de madres que con el mismo fin recorrían el país intentando localizar a sus familiares. Para lograr su objetivo, Miriam se disfrazó, cambió su identidad y cargaba siempre una pistola y cambio de identidad, relató el Nwe York Times en diciembre pasado.

En el artículo, publicado en el rotativo estadounidense, se detalla cómo Miriam se dedicó a perseguir desde el año 2014 a los responsables del secuestro y asesinato de su hija Karen: “Acechó a los asesinos de su hija por todo México, uno a uno” se explica en el texto. A Karen la secuestraron cuando contaba con 20 años de edad. Los responsables pidieron un rescate por ella, sin embargo, fue asesinada. Debido a esto Miriam se propuso que el crimen de su hija no quedara impune y para ello comenzó un viaje para cazar cazar a los asesinos de Karen.

Miriam logró la detención de al menos 10 personas entre el 2014 y el 2017, año en que fue asesinada a las afueras de su casa en San Fernando, Tamaulipas. FOTO: Especial

El artículo, titulado “Acechó a los asesinos de su hija por todo México, uno a uno (She Stalked Her Daughter’s Killers Across Mexico One by One), fue escrito por Azam Ahmed y publicado el 13 de diciembre de 2020. En el texto se explica que gracias a la búsqueda desesperada de los asesinos de su hija, Miriam Rodríguez logró que la mitad de los asesinos y secuestradores de Karen fueran arrestados y llevados tras las rejas.

“Se cortó el pelo, se lo tiñó y se disfrazó de encuestadora, trabajadora de la salud y funcionaria electoral para conocer sus nombres y direcciones. Inventó excusas para encontrarse con sus familias, abuelas desprevenidas y primas que le dieron detalles, por pequeños que fueran. Escribió todo y lo metió en su maletín negro de la computadora, construyendo su investigación y rastreándolos, uno por uno,” se lee en el texto que describe la manera en la que la activista logró la captura de los responsables.

Para dar con ellos, Miriam analizó cada uno de sus hábitos, conoció a sus amigos, e incluso llegó a investigar sus lugares de origen. Así fue como dio con un florista, miembro del cártel de los Zeta, cuando estaba vendiendo rosas. Con una pistola en mano, Miriam le dijo; “Si te mueves, disparo,” para enseguida proceder a entregarlo con la policía. Miriam, por sí sola, logró la detención de al menos 10 personas entre el 2014 y el 2017, año en que fue asesinada a las afueras de su casa en San Fernando, Tamaulipas.

Miriam Rodríguez ya había solicitado ayuda y protección al gobierno, no obstante, sus llamados fueron ignorados. Meses antes del 10 de mayo, día de su asesinato, una docena de prisioneros escaparon de la cárcel donde se encontraban recluidos los asesinos de su hija. Ahmed asegura en su texto que la muerte de Miriam "dio forma a la impunidad que tuerce la vida cotidiana en México, y el gobierno se apresuró a reaccionar. A los pocos meses, arrestó a dos de los culpables y mató a otro en un tiroteo.”