PRESOS

Decreto para la liberación de presos es necesario, asegura Derechos Humanos de la CDMX

Con la medida del gobierno capitalino podrían ser beneficiados alrededor de 300 reos, y ya hay 49 presos que tienen acreditado que fueron víctimas de tortura

NACIONAL

·
Foto: iStock

El gobierno de la Ciudad de México anunció que emitirá un decreto para liberar a personas privadas de su libertad por delitos no graves, que hayan sido torturadas, se encuentren enfermas o tengan 10 años sin sentencia.

Al respecto Nasheli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, dijo que hay una serie de pendientes en la manera que se aplica y se hace justicia en la Ciudad, por lo que espera que con la entrada en vigor del decreto, se analice caso por caso, y se resuelvan.

Aseguró que en materia de derechos humanos, este decreto resulta muy importante, ya que implica que los presos tengan el derecho a tener un debido proceso y a no evitar la violación de sus derechos.

"Hay personas que están privadas de su libertad que no tendrían por qué estarlo, desde casos que van contra la Constitución, como casos en los que van más de dos años sin recibir sentencia", indicó en entrevista con Sergio Sarmiento y Lupita Juárez para El Heraldo Radio.

Detalló que en el Reclusorio Oriente hay un caso que lleva 21 años esperando sentencia; sin embargo, la Comisión se tiene el registro de que hay 479 personas que habrían sido torturadas.

En ese sentido, con la medida del gobierno capitalino podrían ser beneficiados alrededor de 300 reos.

En los próximos días se anunciará el número de personas que serán liberadas; sin embargo, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México adelantó que hay al menos hay 49 presos que ya tienen acreditado que fueron víctimas de tortura, lo que afectó su proceso penal.

"Ahorita tenemos documentados como 49 de tortura, en donde está documentado por la Comisión, tanto por la tortura por protocolos de Estambul, como el hecho de que durante sus investigaciones hubo tortura, lo que pone en duda la determinación de su inocencia o no".

Si bien ya se cuenta con la Ley de Amnistía y otras leyes; hay un "atorón en términos del control judicial".

"Este decreto es necesario en términos de que se meta una cuña para que se resuelvan las cosas y apliquen las normatividades, porque hay un marco legal que contempla que en estos casos hubiera excepción y recauce de las investigaciones".