MARCELO EBRARD

México cabildea apoyo de EU para desaparecer a la OEA

El canciller Ebrard dice que la OEA está “pasada de moda”, y en próximo foro internacional planteará formalmente crear otra organización

NACIONAL

·
Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores. Foto: Archivo

El gobierno de México cabildea el apoyo de Estados Unidos para desaparecer a la Organización de Estados Americanos (OEA), institución que preside Luis Almagro, pues de acuerdo al canciller Marcelo Ebrard ese organismo ya está “demodé” (pasada de moda) para la realidad del siglo XXI.

Durante la VII Reunión Plenaria de Morena en el Senado, desde la Casona de Xicoténcatl, Ebrard dijo que el discurso del 24 de julio del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el cual planteó decir adiós a la OEA, se escuchó “se escuchó en toda América Latina, pero también en Washington”.

“La OEA quedó demodé porque el mundo cambio, alguien le tiene que mandar un oficio o algo a Almagro, pero la OEA no puede seguir siendo un instrumento de intervención.

“…¿Qué se quiere? Entrar a una nueva etapa. ¿Cuál es la propuesta de México?: Adiós OEA en su sentido intervencionista, injerencista, hegemonista, y que venga otra organización que construyamos políticamente en acuerdo con Estados Unidos para el siglo XXI, ya no el siglo XIV o el siglo XX para la Guerra Fría. Entonces, en eso estamos”, dijo.

Adelantó que en la próxima reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuya presidencia Pro Témpore tiene México, y la cual se llevará a cabo en la Ciudad de México el 18 de septiembre, el gobierno federal aprovechará para poner en la mesa de discusión dicha propuesta.

“¿Cuál es el propósito de esa cumbre? Bueno, además de que este planteamiento lo van a discutir las y los presidentes, el darle un curso, fijar cuáles son los siguientes pasos y que México pueda, con el excelente diálogo que tiene el presidente López Obrador con el presidente Biden y la vicepresidenta Harris ser quien pueda facilitar que se llegue este acuerdo”, dijo.

Señaló también que el fin de México es asegurar “otra arquitectura política, otro diseño político en las américas”, lo cual se está volviendo una aspiración mayor, pero también es una exigencia.