NASCAR

Vidal López, alumno del Tec de Morelia, no tiene piernas, pero será piloto en la Nascar México Series

El Tec De Morelia quien dio a conocer esta historia de vida donde destaca que Vidalito se ha caracterizado por superar obstáculos,

NACIONAL

·
Foto: Especial

Hace cinco años todo cambió para Vidal López Jácobo, "Vidalito", como lo conocen en redes sociales: un trágico accidente le dio un giro total a la vida de este joven estudiante de Ingeniería en Materiales del Tecnológico Nacional de México, campus Instituto Tecnológico de Morelia… perdió ambas piernas y sin embargo, ahora además de seguir estudiando, cumplirá un sueño más en su vida: convertirse en piloto de la Serie de Automovilismo Nascar Trucks México y hacer historia como el primer piloto mexicano con discapacidad.

Fue el Tec De Morelia quien dio a conocer esta historia de vida donde destaca que Vidalito se ha caracterizado por superar obstáculos, incluso los más difíciles que cualquier ser humano se puede imaginar... luchar por su vida.

“El cariño y esfuerzo de su familia fue y será el principal pilar para que ahora, Vidal sea un ejemplo de lucha y superación no sólo para su Alma Mater, el Tec de Morelia, sino para su estado y país, porque ahora sus esfuerzos se multiplican entre sus estudios como próximo Ingeniero en Materiales, realizar su residencia profesional y cumplir un sueño más en su vida, convertirse en piloto de la Serie de Automovilismo Nascar Trucks México”, señala la información de este instituto tecnológico.

La historia

Para Vidal, su accidente en julio de 2016, cuando tenía dos semanas de iniciar el curso propedéutico en el TecNM Campus Morelia, lo llevó a sortear batallas por el deseo de vivir, ya que durante más de un año, fue atendido en nosocomios de Estados Unidos y aunque perdió sus extremidades inferiores, logró “renacer”.

Un año y medio después, Vidalito regresó a Morelia agradecido con todos los que lo apoyaron, no solamente en su institución educativa, con su familia, novia, amigos… sus ángeles, dice el joven estudiante. 

Fue tal el ejemplo de Vidal, que el Tec realizó las adecuaciones estructurales necesarias en el plantel para hacerle más accesible su estancia y permitir mayor inclusión a las personas con discapacidad en la institución.

“Desde antes de mi accidente, ingresé a estudiar Ingeniería en Materiales y ahora, por los materiales que integran mis prótesis (titanio, fibra de carbono... varias cosas), obviamente, tengo más cariño y más interés a las distintas materias de la ingeniería en Materiales. En algún futuro me gustaría innovar junto con más equipos para elaborar prótesis y que más personas de escasos recursos puedan tener estos componentes. ¡Cómo son las cosas!, pasa mi accidente y retomo con más ganas de hacer cosas con nuestros aprendizajes de aquí del Tec de Morelia”. narra

En la parte deportiva, su interés por el automovilismo también ha sido un motor que le ayuda a seguir, ya que desde su nacimiento ha destacado el interés por participar en este deporte y ahora cumple su sueño, su aceptación en la Serie Nascar México.

“Creo que lejos de que mi accidente me diera para abajo, me deprimiera o pensara que todo estaba perdido, fue como una chispa de adrenalina y motivación; demostrar a la gente que todo se puede cuando uno quiere”. 

Nascar México

 “A finales del año pasado nos dan la buena noticia de la aceptación porque esta categoría en todos los años de la Nascar en México, no habían tenido una persona con discapacidad y estamos rompiendo ese paradigma para permitir que más disciplinas permitan el acceso a las personas con discapacidad”, dice orgullo Vidal.

“En noviembre, cerca de mi cumpleaños, me dieron mi licencia como piloto profesional, el primer piloto en la historia de Nascar México y en todo México con una persona con discapacidad, en mi caso motriz “, agrega.

De hecho, Vidal ya recibió su traje oficial para el automovilismo y tiene fecha de caducidad hasta el 2031.

Asi, Vidal además resaltó que este nuevo reto también implica adecuaciones para la propia escudería y el equipo de Nascar México, porque necesitan hacer modificaciones mecánicas a la camioneta para poder conducirla, ya que no podrá usar sus prótesis.

“Nunca se ha hecho esto y requieren muchas modificaciones para que yo pueda acelerar y frenar porque voy a manejar sin las piernas; es la primera vez en mi vida que voy a manejar sin las piernas, ya que con coches comerciales manejo como cualquier persona, como antes de mi accidente; pero ahora principalmente se suma al reto que se trata de una camioneta con clutch, entonces hay un dispositivo que viene desde Italia y con la aportación de mi Escudería Pro Rally y la Fundación Nuestras Realidades de la Ciudad de México, me han apoyado desde el inicio”.

De este modo, Vidal está esperando su debut en el automovilismo en el que espera, en un futuro, alzar un trofeo de primer lugar e incursionar en diferentes categorías a nivel mundial: “quiero hacer historia y que la gente diga que si yo pude, ellos también pueden”, pero además espera continuar su preparación académica con proyectos de investigación en la Ingeniería en Materiales.

DRV