GOBIERNO DE LA CDMX

Esperan decreto presencial de liberación de reos para confeccionar el de la CDMX

Todos los casos de tortura son revisados por la Fiscalía General de Justicia, después de la liberación de María Isabel San Agustín

NACIONAL

·
En la Ciudad de México se analizan 60 casos de personas privadas de su libertad en cárceles locales. Foto: Archivo

En la Ciudad de México están a la espera del decreto presidencial, para la liberación de reos, para confeccionar el propio y definir las reglas.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó que, a la par de la confección de este documento local, han analizado distintos casos.

“Estamos viendo cómo va a salir el decreto federal, para ver si puede ser un decreto similar, de tal manera que no haya diferencias, pero se está analizando desde el primer día todos los casos, independientemente del decreto, ya conocemos de algunos que ya pueden ser liberados, independientemente de la publicación”, dijo en entrevista con los medios de comunicación, después de un evento en al Secretaría de Salud federal.

Todos los casos de tortura son revisados por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), después de la liberación de María Isabel San Agustín, quien fue encarcelada injustamente y víctima de tortura.

La titular de este organismo, Ernestina Godoy Ramos, informó sobre esta medida el viernes pasado.

"Como parte de la lucha contra la tortura anunciada por el Presidente de la República y la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, estamos revisando todos los casos en los que pudiera comprobarse este delito de tortura, porque esto es inaceptable", sostuvo.

En la Ciudad de México se analizan 60 casos de personas privadas de su libertad en cárceles locales, quienes presuntamente fueron víctimas de tortura.

Entre los primeros casos que se da en este contexto se encuentra el de María Isabel San Agustín, quien tenía una sentencia de 65 años desde el 2013 por su presunta participación con el delito de secuestro y fue liberada.

En 2018, la entonces Procuraduría de justicia del Distrito Federal ordenó la reposición del proceso para que se le aplicara el protocolo Estambul con el que se acreditó que la señora fue objeto de tortura.