JALISCO

Compartimos Camino es la estrategia del Gobierno de Jalisco para la seguridad vial

En Compartimos Camino hay un compromiso de corresponsabilidad en conjunto; el gobierno y los ciudadanos

NACIONAL

·
El objetivo es lograr cero muertes y lesiones por siniestros de tránsito. Freepik

El Gobierno del estado de Jalisco preocupado por la cultura de la seguridad vial, fomenta el valor de la protección a la integridad física de todas las personas usuarias de la movilidad con el programa Compartimos Camino.

El principal objetivo de Compartimos camino es lograr cero muertes y lesiones por siniestros de tránsito en el estado, pues las autoridades aseguran que aunque se pueden cometer algunos errores al transitar en la vía pública mediante cualquier modo de transporte y si se combinan con factores de riesgo pueden ser aun peor.

En Compartamos camino hay un compromiso de corresponsabilidad en conjunto; el gobierno con la planeación, diseño y ejecución de la infraestructura de movilidad segura, como de la vigilancia del cumplimiento del reglamento de tránsito; y también de los diferentes usuarios de la vía, mediante el respeto al reglamento correspondiente y el reconocimiento de la vulnerabilidad propia y de los demás.

Factores de riesgo señalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  1. La velocidad
  2. No uso del cinturón de seguridad
  3. No uso de sistemas de retención infantil
  4. No uso de casco
  5. Conducir bajo los efectos del alcohol o sustancias psicoactivas
  6. Conducción distraída
  7. Infraestructura vial insegura
  8. Vehículos inseguros

Datos de Jalisco:

  • Es la primera causa de muerte en la población de 1 a 14 años y en promedio fallecen cada año 1,259 personas por causa de accidentes viales.
  • Es la segunda causa de muerte en jóvenes de los 15 a los 24 años son las lesiones ocasionadas por hechos de tránsito.
  • En promedio, 84 niñas y niños mueren cada año a causa de hechos de tránsito.
  • Los peatones son los usuarios que más fallecen en las vías seguidos por los motociclistas, cuyas muertes van en aumento pasando de 28 fallecidos en 2012 a 81 en 2018.
  • En ellos, la combinación del alcohol y la conducción es una de las conductas más peligrosas al volante.