NUEVO LEÓN

Samuel García y Mariana Rodríguez interponen denuncia por violencia política de género

De acuerdo con la esposa del ahora gobernador electo, se está cometiendo una violación a sus derechos de libertad de expresión, por lo cual, interpuso una denuncia ante el CEDH

Mariana alega que su participación fue libre y en favor de su esposo. Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

El Gobernador electo de Nuevo León, Samuel García y su esposa, la influencer Mariana Rodríguez aseguraron que el Instituto Nacional Electoral (INE) estaría cometiendo violencia política de género contra ella, al buscar imponer una multa por usar sus redes sociales para compartir imágenes y videos sobre la campaña de García. 

A través de publicaciones en redes sociales, tanto García como Rodríguez denunciaron que se estarían cometiendo estos hechos contra la influencer, ya que la autoridad electoral “la quiere catalogar como producto y moneda de cambio, violentando sus derechos humanos”.

Esto porque la limita a ejercer libremente su profesión, afectándola por el hecho de ser mujer “con base a en un estereotipo de esposa, ajena a las actividades de su pareja”, insistió García. 

Por su parte, la propia Rodríguez incluso interpuso una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Nuevo León por violencia política de género, al considerar que violenta sus derechos humanos de libertad de expresión, asociación, igualdad y libre de toda violencia.

“Así como diversos derechos político electorales, establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los tratados internacionales, en los que México es parte”, menciona Rodríguez en su denuncia.

Y agregó que la difusión de las publicaciones denunciadas fueron realizadas en ejercicio de su libertad de expresión y de manera espontánea, por lo que de ninguna manera se trató de espacios comerciales, toda vez que no se recibió pago alguno ni se tuvo que pagar para subirlas a algún sitio. 

"La resolución sostiene que mi participación voluntaria, libre y espontánea, como parte del apoyo moral del vínculo matrimonial que me une con mi esposo, implica una aportación en especie en campaña, cuestión sesgada, que sin prueba alguna, transgrede mis derechos humanos, imposibilitándome ejercer de manera libre mi libertad de expresión", finalizó Rodríguez.