JALISCO

Acecha delincuencia a mascotas en Jalisco

Defensores de animales denuncian que, además del maltrato, hay secuestro de perros y extorsionan a propietarios, con total impunidad

PELIGRO EN REDES. Señalan que alguien puede tratar de extorsionarlos y darles pistas falsas sobre su paradero. Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

Los animales de compañía se han vuelto blanco de la delincuencia, en especial, canes y felinos que viven en casa suelen sufrir por la avaricia humana. Estas especies padecen secuestros, tortura y envenenamientos, mientras que sus dueños son víctimas de extorsiones. 

Se teme que redes criminales estén detrás de los secuestros de mascotas y de las extorsiones a familias con animales extraviados. Aunque Jalisco cuenta con la Ley contra la Crueldad Animal, nunca específica el robo, por lo tanto, estos casos se persiguen como sustracción de cualquier objeto. 

Asociaciones civiles exigen que el robo de animales de compañía con fines de extorsionar, sea tipificado de otra manera.

Carlos vive en Zapopan. En dos ocasiones pagó rescate por su perro de raza pug; fueron cuatro mil pesos. Sin embargo, al ser víctima el can por tercera vez, ya no lo volvió a ver.

“En algunas ocasiones citan en un parque, la persona (dueño del animal) es asaltada, le quitan su coche, 10 mil pesos que traía (para el pago del rescate). Obviamente el perro no regresa a casa. Es un delito común. Otro que hemos encontrado, es que las personas entran a la cochera para sustraer al animal, algunas veces se pide recompensa, en otras se revende al animal o se le usa como pie de cría porque suelen ser animales de raza. Es una crueldad, cuando se les usa como pie de cría viven en condiciones paupérrimas”, comentó Mariajosé Lozano, vocera de la asociación civil Justicia y Dignidad Animal.

Las cámaras de seguridad colocadas en las viviendas particulares permiten confirmar el robo de los animales. Sin embargo, al denunciar el hecho, se toma como robo común.

“Se persigue como el robo de un objeto, no está tipificado como crueldad animal dentro del Código Penal, tampoco dentro de la Ley que castiga a quien con dolo dañe, maltrate o procure la muerte de un animal. Queda como un vacío, se puede denunciar por robo, no como el secuestro de un ser vivo. Esto no debería suceder. No es lo mismo que roben una silla a que se roben a un compañero de vida, es muy común verlo en perros”.

Las asociaciones en pro de los derechos de los animales advierten a las familias que ofrecen recompensa vía redes sociales (cuando se extravía la mascota), que alguien puede tratar de extorsionarles dando pistas falsas y que deben denunciar ante las autoridades.

“Los casos de extorsión de animales extraviados tienen un modus operandi. Es uno de los delitos más comunes. Llaman al teléfono del dueño, le dicen que encontraron al perro pero que como iban de salida a otra ciudad necesitan dinero para regresarlo. La gente deposita dinero para recuperar a su animal, pero es una estafa”, añadió.

En la Fiscalía de Jalisco han crecido las denuncias por secuestro y tortura de animales, aunque la impunidad sigue siendo la constante. Las autoridades centran sus esfuerzos en las denuncias por desaparición de personas, que hasta mayo pasado eran 9,119 carpetas acumuladas en la Fiscalía Especial para localizar a Personas Desaparecidas.

CAPACITAR SICARIOS

Dyanne recuerda como “Kimorita” (raza french poodle) fue víctima de los delincuentes en el vecindario, le torturaron abriéndole el hocico y colocándole ligas.

“Solo oíamos que se quejaba y se metía bajo la mesa, no entendíamos qué le pasaba no dejaba que nadie se le acercara, estaba agresivo por el dolor, pero con el pelaje no se notaban las heridas. Al percibir un olor extraño, decidimos revisarlo y encontramos el acto de tortura, ya estaba infectado por lo que tuvimos que ponerle una inyección para sacrificarlo”.

Se ha detectado que los grupos criminales capacitan a sus nuevos elementos utilizando la tortura de animales.

“Tienen una serie de entrenamiento para sicarios, implica la matanza y la tortura de animales antes de pasar a humanos. Esos casos han sido denunciados por personas que se han escapado de estos entrenamientos o que han sido testigos, no hay manera de que se lleve un conteo. Las investigaciones no se centran en los animales, se centran en seres humanos. El estatus legal deja en segundo grado de importancia o tercero, frente a otros puntos de la denuncia, que hace difícil decir si ha empeorado, pero lo que podemos decir es que las denuncias sí han aumentado”, subrayó MariaJosé Lozano.

ENVENENAN GATOS

Aunque los gatos son animales que padecen violencia de manera cotidiana: abandono, maltrato, no invertir en su cuidado y considerarlos una “plaga” vecinal.

“El Código Penal de Jalisco así como algunos reglamentos municipales ya contempla el maltrato y la crueldad animal, pero las acciones negativas siguen siendo normalizadas e incluso "bien vistas" por grupos organizados como asociaciones vecinales, escuelas, empresas y como sociedad. Específicamente el uso del veneno para erradicar la presencia de gatos sigue siendo común, a pesar de que es delito y se atenta contra la vida del animal y contra la de las personas, así como los posibles daños al medio ambiente. Hay acciones preventivas que desde la salud pública pueden servir para evitar focos de sobrepoblación animal, siendo el más importante la esterilización y la intervención con el método CES o TNR para los gatos ferales o asilvestrados”, apuntó Mónica Lepe, de la asociación Pro Gato.

MALTRATO EN TONALÁ

En lo que va de la administración municipal en Tonalá, más de dos mil animales han sido sacrificados en condiciones fuera de la ley, aplicando métodos de crueldad como la utilización de cloruro de potasio (prohibido por la Norma 033-SAG/ZOO-2014 del Diario Oficial de la Federación), denuncian activistas.

En el centro de control animal en el municipio tonalteca, los animales están en condiciones precarias, algunos mueren en las jaulas, ante omisiones de las autoridades. Tras denunciar los hechos y evidenciar omisiones del titular Omar Estrada Fierros, se restringió que activistas se acerquen al lugar. Se intentó presentar una denuncia en la Fiscalía General de Jalisco, por maltrato animal, pero se les negó el derecho.

Se insta a fomentar la cultura de la denuncia y evidenciar si la autoridad no actúa en consecuencia; sin embargo, protectores de los derechos de los animales se quejan porque acuden a denunciar y enfrentan desinterés burocrático. Activistas en pro de los derechos de los animales temen que Estrada Fierros no tenga los conocimientos indispensables para estar al frente del organismo, ya que se ostenta como egresado de la carrera de Veterinaria en la Universidad de Guadalajara, pero en la casa de estudios no hay documentación que confirme sus estudios. Ante una solicitud de transparencia se confirma que el funcionario cuenta con una cédula provisional (PEJ 213059) como Médico Veterinario Zootecnista, que venció el 20 de mayo de 2016 y no ha sido actualizada.

PAL