ALEJANDRO MORENO

César Camacho asegura que Alejandro Moreno "debe rendir cuentas"

César Camacho Quiroz llamó al presidente del PRI a convocar a una Asamblea Nacional

MEJOR NO. El político mexiquense no ve plausible la concreción del Primor. Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

César Camacho Quiroz, expresidente nacional del PRI, aseguró que la actual dirigencia del tricolor, que encabeza Alejandro Moreno, tiene la obligación de rendir cuentas de los resultados obtenidos en las elecciones del 6 de junio, en una Asamblea Nacional “impostergable”, en la cual “el priismo horizontal, el priismo profundo” decida el rumbo del partido.

En entrevista, el también exgobernador del Estado de México descartó la posibilidad de un Primor (alianza entre el PRI y Morena), porque, dijo, va contra los principios del partido.

“Si así fuera, estamos condenados a desaparecer, a que nos engullan, y esto no lo podemos permitir”, afirmó.

Sin embargo, sugirió que en el Congreso no debe dejar de escucharse a nadie, pues “el diálogo siempre es indispensable”, pero planteó dos condiciones, en el caso del PRI.

“Nunca hacerlo solo, es decir, cualquier plática o intercambio de impresiones hacerla con la alianza que se construyó con PAN y PRD, y, en seguida, hacer públicos los planteamientos que se formulen”, puntualizó.

Sobre la actual dirigencia que encabeza Alito Moreno, puntualizó que él no es de los que insisten en que se debe ir o no, pues tiene un mandato que concluye en 2023, y, en todo caso, “esa es una decisión personal. Lo que sí tengo claro es que le debe cuentas a la militancia”, señaló.

“Está obligado política, estatutaria y éticamente a dar cuentas y que el priismo, al recibir las cuentas, se pronuncie sobre lo que él les reporte, nos reporte a los priistas”, añadió.

Afirmó que a pesar de los resultados en las urnas, con  la pérdida de ocho gubernaturas y ninguna de las 15 en juego, el PRI tuvo un avance, aunque insuficiente, por lo que el partido debe replantear su Programa de Acción, que es uno de los cuatro documentos básicos, y porque el actual fue hecho desde el poder y está rebasado.

Por eso consideró impostergable la convocatoria a una Asamblea Nacional. Sostuvo que en el PRI se puede confiar, porque “es más que las personas que lo representamos”.

Recordó que él ya fue dirigente del partido (2011-2015) y sabe que hay que cumplirle a la militancia.

“No tengo ningún otro interés más que le vaya bien a la organización en la que milito con orgullo y que le cumplamos al priismo de base”, indicó.

Por Antonio Bautista

PAL