COVID-19

Vuelven filas a los kioskos por pruebas de COVID-19

Antes que abran, hay 100 personas formadas. "Estamos teniendo muchos positivos", dicen

Desde temprano se registran largas filas en los macro kioscos, donde los usuarios buscan practicarse la prueba de COVID-19
Escrito en NACIONAL el

Las largas filas regresaron a los macro kioscos donde se realizan pruebas gratuitas de COVID-19 en la Ciudad de México, imagen que no se veía desde principios de este año, cuando se vivió el momento más crítico de la epidemia.

 Antes de las nueve de la mañana del sábado 26, día en que la afluencia suele bajar, 90 personas ya estaban formadas afuera del módulo de la alcaldía Benito Juárez y llegaron más en el transcurso del día hasta completar las 275 pruebas disponibles, incluso, algunos ya no alcanzaron a hacerse el estudio.

“Va a ser tardado porque hoy no esperábamos tanta gente y sólo enviaron tres doctores”, anticipaba desde temprano una trabajadora del kiosco.

La espera en la fila fue hasta de tres horas, en las que las personas veían el celular, leían y movían las piernas o se sentaban en el piso para mitigar el cansancio, hasta que por fin pasaban con los médicos para su registro y la toma de muestra con un hisopo en la nariz.

Arturo Bautista y su esposa acudieron a hacerse la prueba porque ella empezó con síntomas el día previo y esto luego de saber que un compañero del restaurante donde trabaja dio positivo al virus de COVID-19 hace unos días.

“Hubo al menos tres casos positivos en su trabajo”, añadió el joven de 30 años. Él dio negativo y ella dio positivo a la prueba, por lo que recibió un kit de medicamentos y recomendaciones del personal de la Secretaría de Salud.

El aumento en la afluencia a los macro kioscos coincide con el alza de casos de COVID-19 tanto en la capital como en el país.

“Había venido hace tres semanas y el módulo de las pruebas estaba casi vacío”, recordó Arturo, quien también dio negativo en aquella ocasión.

Desde el 21 de mayo, el gobierno capitalino redujo de 40 a 16 los kioscos de pruebas COVID, debido a que la epidemia seguía a la baja. También mantuvo 117 centros de salud y 15 plazas comerciales con pruebas gratis.

La capital llegó el 24 de mayo a su cifra mínima de casos positivos diarios, con 240. Pero ahora subió a 631 casos. “Está llegando más gente y estamos teniendo muchos casos positivos”, refirió uno de los doctores de los macro kioscos.

En los últimos días se observó una tendencia creciente pero estable y “aún nos encontramos en niveles muy bajos”, aseguró Eduardo Clark, director de gobierno digital, el viernes 25 de junio.

En su mayoría, las personas que acudieron por una prueba a la explanada en Benito Juárez son jóvenes que no han sido vacunados y adultos que no rebasan los 50 años de edad.

“Ojalá haya un control y más conciencia de las personas, la pandemia todavía no se va a terminar”, señaló Arturo Bautista al retirarse del módulo.

Por Gerardo Suárez

dza