ESTUDIANTES

Por pandemia en México, un millón de estudiantes deja la escuela

La deserción se dio en todos los niveles y en privadas y públicas: SEP

RECORRIDO. Delfina Gómez visitó ayer el jardín de niños Celic, en Tlalpan. Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

La secretaría de Educación Pública (SEP) Delfina Gómez reconoció ayer que la pandemia del COVID-19 obligó a que alrededor de un millón de estudiantes de todos los niveles educativos en México abandonaran la escuela, principalmente de instituciones particulares por falta de recursos o por miedo al virus.

Sin embargo, la cifra es menor a los 2.3 millones que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en marzo pasado.

“El Inegi había comentado que era aproximadamente un 5 por ciento de la población (estudiantil). Nosotros, ahora sí que tenemos otro dato, estamos hablando de que es aproximadamente un millón de abandono”, dijo en entrevista con medios al dar un recorrido en el jardín de niños ‘Celic’, en la alcaldía Tlalpan.

Las deserciones escolares ocurrieron entre 2020 y 2021, presentándose en todos niveles de educación, desde básica hasta superior. Delfina Gómez explicó que, además del factor económico, otra razón que prevalece sobre el abandono a la escuela es el miedo al COVID-19.

“Es en escuelas particulares (la deserción) que por la cuestión económica lo que hicieron es pasarse a escuelas públicas de media superior y universidad, principalmente. En básica tenemos, pero ahí la deserción es por otros motivos que es el económico, pero también –que estamos tratando de dar ese dato– por fallecimiento de padres de familia, que ya no tuvieron oportunidad para que los sigan mandando, y la otra, que también fue ese miedo que tienen los niñitos, o que los papás dicen ‘yo prefiero a que pierda el año a que el pequeño sufra un riesgo’”, explicó.

OTRO CASO COVID

  • La Autoridad Educativa Federal (CDMX) informó de un segundo positivo.
  • La escuela seguirá con las clases a distancia, según lo marca el protocolo.
  • La alumna contagiada es de la secundaria 241, en la Gustravo A. Madero.

POR IVÁN E. SALDAÑA

MAAZ