Nayarit: Naufraga su encanto turquesa

Temperatura y factores químicos arrebatan al lago de santa maría del oro su atractiva coloración; prevén que no vuelva este año

Nayarit: Naufraga su encanto turquesa
La principal superficie de agua del municipio de Santa María del Oro es también su mayor atracción turística. Los cambios en el color del líquido, que generalmente es azul, van este año del café al verde, y aunque es frecuente, expertos recomiendan precaución. Foto: Especial

El lago de Santa María del Oro es uno de los destinos turísticos más importantes de Nayarit; la coloración turquesa de sus aguas atrae a miles de visitantes que acuden a comer en su riviera el tradicional chicharrón de pescado. Pero este año, la coloración ha ido de café hasta verde y quizá en todo 2021, no vuelva el turquesa.

Óscar Ubisha Hernández Almeida, doctor en Ciencias Marinas de la Universidad Autónoma de Nayarit, señaló que los cambios están relacionados con temperaturas, organismos del cuerpo de agua y factores físicos y químicos.

En la actualidad, explicó el experto, al incrementar la temperatura, el agua se calienta y se forma un tapón en la superficie del lago que impide que suban los sedimentos, además de que podría haber mayor concentración de algas que dan esa coloración verde.

“Esta especie de tapón evita que siga saliendo agua fría del fondo del lago junto con los nutrientes que trae el agua fría. Hace unos días, había bacterias que se alimentaban de los sedimentos y daban el color marrón. El color verde, sospechamos que son microalgas, pero necesitamos confirmarlo”, detalló el científico que aseguró se llevan a cabo muestras para confirmar. 

Hernández Almeida previó que es difícil que en año pueda observarse el color turquesa del lago de Santa María del Oro, debido a los cambios que ha sufrido por las distintas temperaturas que se han presentado.

“Sospecho que no podrá ocurrir este año, pero esperemos que nos dé una grata sorpresa. El cambio a color azul turquesa tiene que ver con fenómenos químicos físicos y biológicos. Por un lado, tiene que haber una alta cantidad de carbonatos –ahora los hay por el pH que hemos medido– y por otro lado, está la parte biológica, qué son las algas en particular las cianobacterias”, dijo.

Finalmente, Hernández Almeida recomendó a las personas respetar el fenómeno de cambios de colores, pero evitar tener contacto con el agua hasta conocer lo que ocurre y si podría ello representar un riesgo para las personas. 

POR KARINA CANCINO

dza


Compartir