Colima simula regreso a clases con prueba piloto

De acuerdo con información de la Secretaría de Educación, sólo colegios particulares y universidades privadas se sumaron a la prueba.

Colima simula regreso a clases con prueba piloto

Este lunes arrancó en Colima la prueba piloto de asesorías y apoyo socioemocional que la Secretaría de Educación anunció desde el jueves pasado, sin embargo, a pesar que su titular, Jaime Flores Merlo aseguró que sería para todo tipo de planteles, sólo se aplicó en colegios y universidades privadas.

De acuerdo con el portal oficial de la SE, un total de 28 instituciones privadas, entre colegios de los tres niveles de educación básica, así como bachilleratos y universidades particulares se sumaron a la prueba, donde el ambiente que se vivió fue de regreso a clases.

Mariana Moreno, una de las maestras de primaria informó que esta prueba es una buena herramienta, ya que muchos contenidos complicados no se pudieron dar correctamente a los menores durante las clases a distancia.

“En mi caso que llevo primero y segundo es más difícil, porque son más pequeñitos, necesitan más detallada la información o necesitan atención más personalizada, ha habido rezago en todas las escuelas y colegios y es buena oportunidad para nivelar los aprendizajes que no pudieron ser obtenidos al 100 por ciento”, explicó.

Asimismo detalló que se tomaron todas las medidas sanitarias posibles para evitar contagios de Covid-19 y se pidió algo de material a los padres y madres.

“Establecimos estar separados en el salón, para el receso tendrán 30 minutos y van a llevar el lonche desde casa. No van a tener contacto con materiales ni trastes del colegio. El desayuno es cada quien en su mesa, se les va a pedir un trapito para limpiar constantemente el área de trabajo y en el área de juego hemos previsto dinámicas, pero desde su lugar como el ahorcado, que no tengan contacto”, informó la profesora.

Aseguró también que se tienen bien organizados los horarios y como son un colegio no tan numeroso, tienen más espacios para que los niños respeten los protocolos.

Debido precisamente al número de alumnos, la profesora consideró que será más difícil hacer esto en las escuelas públicas.

“Lo veo más complicado porque por ejemplo yo tengo en el colegio 12 alumnos y sólo nos permiten 9 y en una pública tienen hasta 30 alumnos y las asesorías no se podrían dar en este tiempo que tenemos y ni respetar el protocolo por tantos alumnos que tienen”, concluyó.

Por: Karina Solano y Martha de la Torre
alg


Compartir