Entre golpes y empujones, estalla huelga en el PRD: VIDEO

Los trabajadores colocaron cuatro banderas rojinegras rodeando las puertas del edificio

Entre golpes y empujones, el Sindicato Unión de Trabajadores del PRD se declaró este miércoles en huelga frente a la sede nacional del partido del sol azteca, en la Avenida Benjamín Franklin 84 de la alcaldía Miguel Hidalgo, acusando de violación a sus derechos laborales y “despido  injustificada e ilegal” de sus compañeros en 2019, de quienes piden su reinstalación. 

Los trabajadores colocaron cuatro banderas rojinegras rodeando las puertas del edificio, exhortando al personal en su interior a salir antes de que sean colocados los sellos de huelga. 

Sin embargo, la manifestación subió de tono porque a las 13:45 horas un grupo de 15 empleados salió de las oficinas  para recoger cajas con paquetes de comida con agua, arroz y guisados, lo que provocó un enfrentamiento con los huelguistas porque, al intentar impedirles el acceso, hubo jaloneos, empujones y golpes, provocando, incluso, que se aventaran entre ellos los alimentos que finalmente quedaron el suelo. 

De acuerdo al Sindicato, el pleito inició en 2018 con una demanda de Naturaleza Económica interpuesta por el PRD en contra del SUTPRD, manifestando que sus prerrogativa se vieron disminuidas por la baja votación que obtuvieron y procedieron a despedir a trabajadores el 15 de febrero del 2019. 

Señalan que en 2019 quedaron 33 trabajadores sindicales de 163 que tenía el SUTPRD unos meses antes, acusando que los despidos se llevaron de manera “injustificada e ilegal”. 

“Para defender nuestro contrato colectivo y demandar nuestra reinstalación, por la defensa de nuestros derechos y las libertades sindicales establecidas en nuestra Carta Magna”, señalaron en un comunicado. 

Al momento, el plantón de huelga bloquea los accesos del edificio en espera del arribo del secretario general del Sindicato, Édgar Avilés, acompañado de las autoridades correspondientes para así poder colocar los sellos correspondientes que avalen la huelga.

Por Iván E. Saldaña 

SSB


Compartir