DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Problemas de las mujeres son de toda la sociedad: ministra Yasmín Esquivel

La ministra de la SCJN comentó que el Día Internacional de la Mujer representa un día que convoca a las mujeres a unirse para continuar en la lucha para el reconocimiento de los derechos

NACIONAL

·
Yasmín Esquivel, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto: Especial

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Yasmín Esquivel hizo un llamado a las instituciones, y a la sociedad en general, para tomar acciones que ayuden a solucionar la compleja situación por la que atraviesan las mujeres en México.

La importancia de establecer un Día Internacional de la Mujer debe ser un punto de partida para que las instituciones públicas, la sociedad civil y todas, en general, vayan en busca de solucionar la problemática.

La ministra expuso que así como lo señala la Declaración de México sobre la Igualdad de la Mujer y su Contribución al Desarrollo y la Paz, los problemas de las mujeres, que constituyen la mitad de la población mundial, son los problemas de la sociedad en su conjunto.

“Los cambios en la actual situación económica, política y social de la mujer deben ser parte integrante de los esfuerzos por transformar las estructuras y actitudes que obstaculizan la verdadera satisfacción de sus necesidades”, expuso.

El Día Internacional de la Mujer, añadió, representa un día que convoca a las mujeres no sólo de México, sino de todo el mundo, a unirse para continuar en la lucha para el reconocimiento de los derechos, en pie de igualdad con los hombres.

“Una desigualdad que está arraigada en todas las estructuras de la sociedad, reforzada por normas sociales discriminatorias y estereotipos de género que dictan la conducta, las funciones, los intereses y las contribuciones que se esperan de las mujeres y los hombres en la vida pública y privada, y por prácticas, comportamientos y acciones cotidianas que refuerzan el poder del hombre y normalizan la falta de respeto hacia la mujer”, expuso Esquivel.

“Una desigualdad que propicia discriminación y violencia. Hoy día, el acento debe estar en un eficaz combate a la creciente violencia y que las mujeres víctimas tengan la posibilidad de acceder a la justicia, lo que pasa necesariamente por poner fin a la corrupción y a la impunidad, dos fenómenos indisolubles, catalizador uno del otro”, detalló.

La ministra considera que la impunidad, además de que está relacionada con la corrupción, también guarda una relación estrecha con la ineficiencia de las instituciones públicas, cuando estas con incapaces de responder a sus atribuciones y responsabilidades, ahí, uno de los más importantes retos que hoy tenemos, para refrendar el compromiso que tenemos para transformar la realidad de nuestras mujeres, niñas y adolescentes.

hmm