El héroe limpiaparabrisas asegura que el apoyo despensas lo ayuda a respirar más tranquilo

La Red de Instituciones Beneficiarias otorgó despensa e insumos escolares a sus hijos

El héroe limpiaparabrisas asegura que el apoyo despensas lo ayuda a respirar más tranquilo
Lucha por sus hijos. Foto Yadín Xolalpa

El héroe limpiaparabrisas de la esquina de Insurgentes y Félix Cuevas respira más tranquilo y asegura que sus hijos Derek y Naomi, se concentran más en el estudio, gracias al apoyo de despensa y artículos escolares que reciben ahora de la Red de Instituciones beneficiarias de Fundación Grupo Andrade IAP.

Contento, Rodrigo platicó a El Heraldo de México que sus hijos se quedan con su tía, y además de que juegan con sus primos, también se dedican más a los estudios.

“Mi hermana lo cuida y los deja que vea sus lecciones y pone más atención en las materias de la televisión, lo que tienen que ver, sus resúmenes y en la tarde mi esposa y yo nos encargamos de su clase virtual. De hecho, si se están concentrando más”, afirmó.

En una alianza con la Fundación para la Asistencia Educativa, se le otorgará a Rodrigo y a su familia, despensas, vestimenta para los niños e incluso, los materiales que requiera para que los menores estén tranquilos y no interrumpan los trabajos en la escuela.

Lizbeth Rodríguez, quien labora en el área de desarrollo institucional de Fundación Grupo Andrade, señaló que lo importante es que Derek y Naomi continúen con el seguimiento de sus clases a distancia.

“Lo maravilloso de esto es que lo que estamos tratando de hacer, es darle justo lo que él necesita”, señaló.

En el apoyo para los menores, agregó, se hace énfasis en la asistencia alimentaria, apoyo de material escolar y seguimiento médico.

Indicó que se realiza un monitoreo mensual para conocer las necesidades de la familia de Rodrigo, quien en estos momentos realiza los trámites para recuperar sus documentos oficiales y postular para un trabajo.

En febrero pasado se encontró a Rodrigo limpiando parabrisas mientras su hijo Derek decía “entre los carros está mi héroe”.

Su papá trabajaba mientras el semáforo estaba en rojo y cuando el tráfico fluía, le ayudaba a su pequeño de 9 años a completas las tareas.

El joven padre, se encuentra muy agradecido por todo el apoyo recibido para solventar los gastos de la casa, y señala que le pide a sus hijos que le echen más ganas en la escuela.

“Que le echen ganas, que no dejen los estudios porque es lo que, a futuro, lo único que uno les puede dejar, los estudios, con lo que se van a poder defender”, comentó.

Por Almaquio García

dza


Compartir