Ensayan opciones para vender al aire libre

Los comercios que reabrieron ayer implementaron alternativas con el fin de exhibir sus productos

Ensayan opciones para vender al aire libre
MAROMAS. Algunos negocios pasaron dificultades para poder mostrar su variedad de enseres y conseguir la compra de sus clientes. Foto: Guillermo O' Gam

Ante el impedimento de que los clientes ingresen a los locales, para inhibir contagios de COVID-19, los negocios del Centro Histórico implementaron alternativas para la venta al aire libre.

En la reanudación de actividades, para mostrar su mercancía, los comerciantes del primer cuadro de la ciudad colocaron mesas de diversos tamaños, taburetes e incluso, exhibieron los productos como zapatos, botas y tenis, encima de sus cajas o de una tabla colocada en botes.

De la puerta hacia afuera fue la atención que brindaron de las 11 de la mañana a las 5 de la tarde, con lo que buscarán recuperar el tiempo que mantuvieron cerrados los locales y las pérdidas económicas debido a la pandemia.

La propuesta no fue bien recibida por los comerciantes, debido a que están limitados para mostrar todos los productos que ofertan.

En la calle de Madero, Noé Morales, encargado de Men’s Fashion, aseguró que en una sola mesa no podrán exponer todos los productos que se han rezagado.

“La instrucción es que podemos colocar una mesa al frente y realizar ventas al público sin que tengan que introducirse a la sucursal. Esto nos limita demasiado. Imagínense, son dos niveles y la parte de abajo, es mucho producto, cómo lo vamos a exhibir en una mesita”, reclamó.

Antes de llegar a la Plaza de la Constitución, Érika Gutiérrez, encargada de la Zapatería Flexi, señaló que colocarán una mesa y unos taburetes para que la gente pueda probarse el calzado.

Expuso que el actual formato estanca las posibilidades de venta. 

“No podemos dar acceso al público; entonces es lo mismo, nos limitan mucho porque prácticamente la gente no va a poder entrar al establecimiento”, comentó.

A un costado de la SCJN, mientras preparaba su mesa y colocaba las cintas amarillas de “Prohibido” frente al local Frida Fiestas, Erika Martínez explicó que desde ese punto atenderá a la gente.

“Nada más va a ser para poder atender o mostrar la mercancía; o sea, contacto como tal con el cliente, no va haber, más bien va a ser de lejos, a una distancia de un metro más o menos”.

“Perjudicados ya estamos. Vamos a ver cómo funciona, pero ya con que nos dejen trabajar o que empiece a generar, yo creo que ya es una ayuda”, expuso. 

 

Por Almaquio García

Si necesitas asesoría en cuanto a pruebas para la detección de COVID-19, envía un WhatsApp a JLN Labs (55 3026 0609) y agenda tu cita para que te visiten a domicilio y te hagan la prueba.


Compartir