Estrategias contra la pandemia requieren analizar el voto electrónico y la atención a los huérfanos del COVID

Los expertos charlaron sobre las problemáticas derivadas de la crisis sanitaria

Estrategias contra la pandemia requieren analizar el voto electrónico y la atención a los huérfanos del COVID
EN RIESGO. La población debe ser protegida

Como parte de la mesa de opinión A Fuego Lento, Alfredo González charló con expertos sobre la pandemia, los niños que se han quedado sin padres debido a ella y a la implementación de urnas eléctricas para la votación en México a fin de evitar contagios. 

La primera especialista fue Gabriela de León Farías, quien habló de este último tema. Aseguró que Coahuila fue el estado pionero en la utilización y desarrollo de este recurso, ya que en 2005 se usaron en esta entidad, situación que también ocurrió en 2008 y 2009. 

"El INE, en coordinación con el IEC, pues determinó realizar un programa piloto en un ejercicio vinculante e instalaron 54 urnas electrónicas en 10 distritos electorales, especialmente estaban ubicadas en Saltillo, en Torreón y en Monclova y Piedras Negras".

Explicó que este sistema para emitir sufragios es seguro, pues se lleva a cabo por medio de tabletas que no tienen internet y que no requieren más que de luz eléctrica. Agregó que tampoco se pueden conectar a cables para recibir o emitir señales a la red. 

"No interfiere tampoco con la lista nominal, es decir, no tiene cargada la lista nominal sino que está totalmente aislado, y lo único que hace es que recaba el voto de manera electrónica, pero también emite un testigo de voto en físico que el ciudadano puede ver y puede garantizar que su voto fue agregado al partido político de su elección o el candidato independiente de su elección, y ese testigo físico no se lo lleva el ciudadano sino que lo dejan ahí en la casilla y se pueden hacer compulses posteriores".

Añadió que este tipo de modelo permitiría también tener un cómputo inmediato de las casillas  y además permite evitar que se anulen los votos de manera accidental por parte de la población. Otra de las bondades que mencionó es que no hay necesidad de hacer gasto cada elección en papelería que además contamina. 

"Las desventajas ¿cuáles serían? bueno, que en ciertos sectores de la sociedad pues la ciudadanía pues a lo mejor no está tan familiarizada con los procesos electorales electrónicos, o los procesos electrónicos, y otra de las desventajas pues es la que siempre nos enfrentamos los órganos electorales, que es la desconfianza".

La experta aseguró que los virus o los hackeos a estos sistemas son prácticamente imposibles, debido a que no hay ninguna forma de conectarse a ellos de manera externa. Además de esto, antes de iniciar sus funciones el sistema da por enterado a quien lo use que a inicio de la jornada no se han agregado votos de manera artificial y además se hace una comparación entre la lista nominal y los sufragios registrados. 

¿El voto electrónico va contra la ley?

El diputado Sergio Gutiérrez Luna aseguró que decidió sumarse al combate en contra del voto electrónico debido a que no hay una norma legal que sustente un modelo diferente al que se acostumbra en el país. 

"Lo que está haciendo el Instituto Nacional Electoral es algo indebido porque ellos pretenden modificar la forma por la que durante décadas se han emitido los votos, los sufragios, con un esquema que no está previsto en la legislación federal, que es el de la urna electrónica". 

Explicó que este mecanismo se pudo usar el año pasado debido a que las constituciones locales tenían agregado esta regulación, situación que no ocurría con las elecciones federales. Indicó que las pretensiones del INE están ligadas a tratar de legislar en lugar del Congreso, situación que pidió combatir. 

Agregó que este tipo de sistemas levanta suspicacias en la población, lo cual es un riesgo, debido a la necesidad de institucionalidad en los comicios. Cuestionó además si en verdad el voto electrónico serviría para reducir los contagios de Covid-19, debido a que consideró que no cambia la mayor parte del proceso aun con este instrumento.  

"Es decir, el INE no puede inventar o crear una forma diversa de votación a la que se previó en la ley, el tema no es si es bueno o es malo, el tema no es si va a variar la votación o no, el tema es que tenemos un marco normativo que se debe respetar y no se puede cambiar por capricho y de último momento".

Aceptó que hay estados y países que tienen contemplado esta forma de emitir un sufragio, pero que en México debe existir una regulación antes. 

"La impugnación es para que el Tribunal Electoral, la impugnación ahorita está en el Tribunal Electoral, que revise este acuerdo del INE y revise si fue legal o no, nosotros estamos argumentando que no, entonces el Tribunal Electoral determinará revocar o confirmar la decisión del INE y es lo que estamos esperando. Yo calculo que en unos 10 días pudiera salir esta resolución".

Los huérfanos de la pandemia

Juan Martínez Pérez García, director ejecutivo de REDIM Red por los Derechos de la Infancia en México, se unió al programa durante el segundo bloque de A Fuego Lento para hablar de las perspectivas de la infancia durante la pandemia.

"Ya estamos alcanzando los dos millones de personas confirmadas como positivas, más de 180 mil personas que han muerto, y esto pues más allá de los números que en sí mismo son preocupantes, estamos hablando de personas concretas, de familias, de proyecto de futuro, que se afectan".

De acuerdo con el experto, no hay datos oficiales sobre los menores de edad que están siendo abandonados o que quedan en orfandad, ya que el DIF no ha hecho pública esta información. Destacó que la orfandad deja a los niños desprotegidos, pues sin un tutor legal no pueden ni solicitar apoyos de becas o ayuda alimentaria. 

"Estamos hablando ahorita de orfandad COVID, pero tendríamos que multiplicarla por todas las personas que han muerto por enfermedades no atendidas, precisamente porque los hospitales se concentraron en atender el tema COVID". 

Añadió además que hay una necesidad apremiante por dar asesoría a las familias que se quedan acéfalas para evitar que los menores de edad se vean inmersos en situaciones de violencia. 

"El otro tema, que lamentablemente acompaña a muchas familias que han perdido algún familiar por COVID, es la discriminación y el estigma, bajo el riesgo de que toda la familia está contagiada". 

Dio a conocer que antes de la pandemia se tenía el dato de 33 mil niños y niñas viviendo en 900 albergues, pero que actualmente no hay ninguna información sobre si esta situación aumentó o que permita conocer el perfil de los huérfanos derivados del coronavirus, aunque destacó que las personas que viven en condiciones de pobreza y hacinados son los que se encuentran en mayor riesgo de padecer esta enfermedad

No se hace nada por los niños

El activista alertó que es primordial que se tomen decisiones que protejan a los menores de edad, ya que además de la pandemia se ha provisto para ellos climas de violencia, mayor tiempo ante pantallas electrónicas y condiciones que los pueden llevar a la ansiedad o a la depresión. 

"Hay un incremento de la violencia en los contextos familiares, no es que fuera nueva, ya existía, pero se ha profundizado. Los datos oficiales, por ejemplo, el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública reportó al inicio de la pandemia un incremento del 44 por ciento en pedidos de auxilio al 911".

Explicó que durante los primeros siete meses de la pandemia se registró que al menos 14 mil niños llegaron a los hospitales con alguna lesión que puede ser un indicio de agresiones dentro del hogar. 

"Tenemos, además, un incremento de delitos. Cerramos 2020 con 2 mil 600 carpetas de investigación por corrupción de menores y un incremento del 50 por ciento en denuncias de abuso sexual".

Agregó que aunque hay advertencias hechas por organizaciones como la UNICEF no se está atendiendo con ninguna dinámica a los menores de edad; sin embargo, aseguró que las familias están teniendo cada vez más tendencia a la resiliencia. 

Otra de las problemáticas ligadas a la crisis sanitaria, explicó el experto, se centra en la desigualdad social que viven los niños, ya que al menos el 15 por ciento de los estudiantes han perdido contacto con la escuela, lo cual significa unos cuatro millones 500 mil estudiantes que no reciben educación. 

"Otro problema que vamos a tener es que las escuelas públicas no están habilitadas, más del 20 por ciento no tiene agua y eso significa un gran problema si estamos hablando de lavarse las manos, como una de las medidas básicas de control de la pandemia". 

GDM

 


Compartir