Nombran a Raquel Buenrostro, jefa del SAT, como una de las 50 personas más destacadas del mundo

La revista internacional Tax Review dio a conocer el 'Global Tax 50', una lista de 50 personas o acontecimientos más destacados a nivel internacional en materia fiscal

Nombran a Raquel Buenrostro, jefa del SAT, como una de las 50 personas más destacadas del mundo
Jefa del SAT. Foto: Gobierno de México.

La revista internacional Tax Review dio a conocer el 'Global Tax 50', una lista de 50 personas o acontecimientos más destacados a nivel internacional en materia fiscal. 

Dentro de esta lista figura Raquel Buenrostro, jefa del SAT, por lo que se convierte en la primera figura fiscal de México que aparece en el listado, esto como un reconocimiento porque el país sostuvo los niveles de recaudación ante la pandemia del Covid-19 que afectó al país combinada con la crisis económica mundial.

La revista calificó a Buenrostro como la 'Dama de Hierro' y destacó las férreas medidas en contra de los contribuyentes como Wal-Mart, Coca-Cola, Femsa, IMB, Toyota y la Minera Fresnillo, esta propiedad del Grupo Bailleres.

La mayor recaudación fiscal

Raquel Buenrostro señaló que la estrategia fiscal tiene que estar en sintonía con la ley por lo que todos la deben cumplir, sin privilegios. Afirmó que en el pasado se presentó fraude fiscal pero no se procedió de manera legal. Ahora, su algún persona comete un fraude fiscal se abrirá un proceso penal.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer que al cierre de 2020 se tuvo la cifra de recaudación fiscal más alta con 123.4 pesos por cada peso invertido, por lo que se obtuvieron 385,800 millones de pesos, la mayor recaudación en la historia

El SAT confirmó que la recaudación tributaria fue por 3.3 billones de pesos, lo que equivale al 14.5% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que también es la producción más alta en la última década. Esta recaudación a los grandes contribuyentes representó el 52% de los ingresos con un total de 1.7 billones de pesos.

Con información de El Economista.

RCB


Compartir