PAÍS

ICM va por el cierre de tres plantas

La organización ICM busca revertir cambios climáticos

NACIONAL

·
MOTIVO. Si bien estas plantas son las principales productoras de electricidad, también causan emisiones de gases de efecto invernadero, argumenta la ICM. Foto: Especial

El cierre de tres plantas carboeléctricas hacia 2025 y su sustitución por energías limpias es clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), evitar daños a la salud y cumplir con el Acuerdo de París contra el cambio climático, señala un estudio de la organización Iniciativa Climática de México (ICM). 

En 2019, por ejemplo, 10 por ciento de la electricidad en México se produjo en plantas carboeléctricas, pero a la vez fueron responsables de 22 por ciento de las emisiones derivadas de ello. 

Así lo indican especialistas de la asociación ICM en el documento Ruta para la sustitución progresiva y justa del carbón en la generación de electricidad. 

El documento propone la salida, en 2022 y 2023, de dos plantas de gran escala que generan electricidad a partir del uso de carbón en el estado de Coahuila: la planta José López Portillo, que opera desde 1982 y la central de Carbón II, en funciones desde 1993. 

Además, propone sacar de operaciones una tercera planta de gran escala para finales de sexenio o a más tardar en 2025. Se trata de la Plutarco Elías Calles, en Guerrero, que tiene una capacidad instalada mayor a las dos centrales de Coahuila juntas. 

También se requiere aplicar un plan para dar el viraje a esas economías y garantizar el derecho al trabajo de los habitantes que dependen de la explotación del carbón, indican.

PAL