POLICÍA DE SEGURIDAD TURÍSTICA NACIONAL

Impostergable la creación de la Policía de Seguridad Turística Nacional para consolidar a México como potencia

Urgente modificar percepción de inseguridad en destinos y corredores turísticos

NACIONAL

·
Policía de Seguridad Turística Nacional. Foto: AP

Impostergable la creación de la Policía de Seguridad Turística Nacional que permita la reactivación económica del país de manera segura, equilibrando economía y salud, sostuvo Jack Sourasky Olmos, empresario restaurantero de alta gama.

En su oportunidad, Christian Berger, expresidente de la Asociación Nacional de Comités Ciudadanos de Pueblos Mágicos A.C, se manifestó por la implementación de un modelo de seguridad especializado que permita la reactivación económica nacional a través del sector de servicios turísticos.

En este sentido, empresarios e inversionistas hoteleros de la Ciudad de México se pronunciaron por la instrumentación de una policía especializada seguridad turística, en vinculación, proximidad y empatía con los turistas que entiendan y atiendan las necesidades de seguridad de su integridad y pertenencias.

Cabe recordar que para atender las demandas de este sector, uno de los compromisos del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue la creación de la Policía de Seguridad Turística Nacional y a la fecha sólo algunas entidades como la Ciudad de México, Guerrero y Zacatecas cuentan con este servicio especializado a nivel local.

México tiene la gran oportunidad de consolidarse como una potencia mundial en turismo, reconoció Peter Tarlow, presidente del World Tourism Network (WTN), al convocar al gobierno federal  a crear una policía especializada en atención al turismo nacional e internacional que mejore la percepción de inseguridad en ese sector.

En tanto, la reactivación económica del turismo mundial, post pandemia, abre las puertas a México para recibir, al menos, a 28 millones de viajeros en el último bimestre de este año, que según cálculos de la Secretaría de Turismo federal, la derrama económica ascendería a más de 280 millones de pesos. 

México está en condiciones de pasar de la tercera o cuarta potencia más importante del mundo a ser la primera por sus riquezas en gastronomía, destinos de playa, ecoturismo, 132 Pueblos Mágicos, corredores histórico-culturales, zonas arqueológicas; calidad, calidez y responsabilidad social en la prestación de servicios, además de garantizar seguridad sanitaria con protocolos efectivos de prevención de enfermedades virales.

“Lo más urgente es trabajar más en lograr una buena reputación dentro de la seguridad”, agregó Tarlow al destacar que en el contexto de los diversos cuerpos de seguridad especializada mexicana hace falta crear una Policía de Seguridad Turística Nacional.

En tanto, La Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, de Quintana Roo, hicieron un llamado a los tres niveles de gobierno, así como a la Guardia Nacional, para que atiendan, con acciones firmes y contundentes, la presencia de inseguridad que se vive en los destinos turísticos de esa entidad.

Enfatizaron que la inseguridad es un obstáculo para la reactivación económica del país y en particular del turismo, uno de los sectores que más fueron afectados por el impacto de la pandemia de Covid-19.

Por su parte, integrantes de la CANIRAC, a través de su dirigente, Germán González, señaló que en el último año enfrentaron el cierre de más de 120 mil restaurantes en todo el país y la pérdida de más de 400 mil empleos por efectos de la pandemia.

Sin embargo, afirmó, el sector ha demostrado entereza para detener la pérdida de más empleos, logrando que el sector restaurantero se renueve, impulsando la reactivación económica del país de manera segura, equilibrando economía y salud.

En tanto, el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (CICOTUR), hizo notar que desde septiembre Cancún recibe más turistas gracias a la política de puertas abiertas del gobierno federal al avanzar en el tema de la vacunación, no así en el tema de seguridad. 

Frente a la limitación de los turistas estadounidenses de encontrar otras opciones de viajes al extranjero se inclinan por visitar los destinos de nuestro país como Los Cabos y Puerto Vallarta, corredores que requieren de estrategias preventivas de actos delictivos a través de un organismo de seguridad nacional especializado. 

Con base en datos del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), Los Cabos recibió a 511 mil turistas por avión en octubre, mientras que Puerto Vallarta atendió a 363 mil viajeros, destinos que fueron calificados, en septiembre pasado, como seguros de acuerdo a la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI.

Sin embargo, Cancún se mantiene con una alta percepción de inseguridad desde hace cuatro años y se incluye entre las 10 ciudades con imagen negativa en territorio nacional según informa el Grupo Empresarial Estrategia (GEMES), consultoría con sede en la Ciudad de México.

SIGUE LEYENDO

 

DRV