EDOS

Abuso de autoridad; aumenta tortura en Tlajomulco

En lo que va de 2021, la CEDHJ ha recibido 42 quejas contra elementos de la policía municipal

NACIONAL

·
ALERTA. Derechos Humanos de Jalisco advierte que los abusos se han vuelto un modus operandi de la policía. Foto: Especial

En el último par de años, se han registrado cinco quejas por tortura ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), tres de ellas en 2021. Los señalados son policías municipales de Tlajomulco de Zúñiga.

Este año, la dependencia emitió la recomendación 150/2021 a las autoridades municipales tras confirmarse que el disparo de un arma de fuego de un policía, le arrebató la vida a un hombre, que murió en brazos de su madre.

En lo que va de 2021, se han recibido 42 quejas en contra de elementos de la Comisaría de Seguridad Pública de Tlajomulco, cuando en 2020 fueron 44 quejas. Y preocupan especialmente los señalamientos reiterados de abuso y tortura.

“En 2020 hubo dos casos de probable tortura. Implica un ejercicio indebido de la fuerza en una expresión de tipo físico o psicológico para que una persona se autoincrimine. Es para investigar, es el dicho de las personas. En 2021 por ese concepto llevamos tres; es una adicional y esperamos que ya no haya más. Es el máximo grado de malos tratos”, dijo en entrevista con El Heraldo de México, el director de Quejas de la CEDHJ, Luis Arturo Jiménez.

No es la primera vez que la defensoría de los Derechos Humanos en la entidad emite recomendaciones a las autoridades de Tlajomulco por abuso de autoridad en la que se ven envueltos elementos policiacos. Tan sólo en lo que va del año se indagan tres casos por tortura.

“Es malo que exista una sola. Se requiere que haya contención, pero lo ideal es que no haya ni una (queja por tortura). Tenemos la obligación de investigar la veracidad de que hayan sucedido. Tal vez sean lesiones, pero puede ser que sí haya incidido en la presión para autoincriminarse, que es el concepto que diferencia las lesiones, de la tortura”, dijo Jiménez.

Tlajomulco de Zúñiga es un municipio complejo, de alto crecimiento poblacional. Se ubica en los primeros lugares con mayor número de homicidios, hallazgo de narcofosas y extracción ilegal de ductos de Pemex. Hay algunas colonias, como Lomas del Mirador, donde los habitantes sostienen que incluso la misma policía no se atreve a patrullar.

“Seguido se oyen balazos, pleitos, abandonan bolsas con muertos”, afirman.

Al hacer un comparativo del último par de años y las quejas presentadas por ciudadanos en contra de uniformados municipales, se observa que no hay disminución en rubros como violación al derecho a la legalidad, trato digno, integridad, detención arbitraria, tortura, extorsión, entre otros.

Esto significa que no está permeando la capacitación a los elementos, lo que es un claro llamado de atención para el alcalde reelecto Salvador Zamora Zamora.

"sucediendo porque, en un concepto que nosotros tenemos como ‘A la legalidad y seguridad jurídica’, hay 19 quejas en 2020 y van otras 19 en 2021, lo que implica un modus operandi similar. Insistimos en la mayor capacitación (de los elementos), no hubo mejoría entre un año y otro, hay que reiterar el respeto a los derechos humanos”, señaló.

A los especialistas en la vigilancia de los derechos humanos de la ciudadanía les preocupa que no bajen las quejas por abusos policiacos en ese municipio; se teme que sigan incrementándose.

Este año, la CEDHJ ha emitido tres recomendaciones por abuso policiaco en Tlajomulco. La más reciente fue la 150/2021, dirigida al alcalde Salvador Zamora, al confirmarse que un policía municipal cometió homicidio contra un hombre que estaba esposado.

Esto ocurrió la madrugada del 30 julio 2020 en el parque industrial Buenavista. Tres policías participaron en la detención de la persona, se le acusó de posesión de drogas. Sin embargo, el hombre terminó con un disparo y murió en los brazos de su madre. Durante la investigación, los policías cayeron en contradicciones y en falsedad de declaraciones.

PAL