CIUDAD UNIVERSITARIA

Alumnos de nuevo ingreso viven una paulatina reactivación de clases en la UNAM

Alumnos de nuevo ingreso hacen sólo el recorrido de bienvenida universitaria

NACIONAL

·
Alumnos de nuevo ingreso hacen sólo el recorrido de bienvenida universitaria. Foto: Especial

A la par del semáforo verde y la disminución del COVID-19, las actividades presenciales van al alza en la Universidad Nacional Autónoma de México; cada vez se observan más alumnos en el campus de Ciudad Universitaria. En diversas facultades se ha invitado a los estudiantes de nuevo ingreso y primer año a conocer sus instalaciones, pues no pudieron hacerlo antes a causa de la pandemia.

En la de Economía se observó que alumnas y alumnos entraron en grupos de 20 personas para mantener las medidas preventivas, y la sana distancia.

“Ha sido muy bonito, siento nostalgia de estar otra vez en la escuela”, dijo Zadkiel Ponce, de 18 años, quien entró este semestre a dicha facultad, y ayer fue para participar en el recorrido de bienvenida. 

El alumno comentó que prácticamente los últimos dos años del bachillerato los cursó en línea a causa del coronavirus y ahora vuelve a estar físicamente en una escuela junto con sus compañeros, aunque aún no les dieron una fecha precisa para volver a las clases presenciales. 

El retorno empezó de manera muy limitada en la UNAM hace unos meses con los talleres, laboratorios y clases prácticas en carreras como Medicina y Odontología. 

Pero, a partir del 18 de octubre, cuando 20 entidades, incluida la Ciudad de México, avanzaron a semáforo verde de riesgo bajo por COVID, la UNAM indicó que ya está en posibilidades de incrementar gradualmente la presencia física del alumnado, personal docente y administrativo. 

En la Facultad de Odontología, Gabriela Gallardo y su compañera Karen regresaron a las clases de un diplomado, que por ahora sólo son teóricas y escalonadas para mantener un aforo limitado en salones. “Volvimos hace dos semanas, los salones están ventilados y hay medidores de dióxido de carbono en cada aula”, describió Gabriela.

Cada dos horas, los universitarios desocupan las aulas para bajar la concentración de dióxido de carbono dentro y favorecer la ventilación. En esta facultad el regreso a las clases presenciales puede ser el 8 de noviembre, al menos para los alumnos de segundo año en adelante, así comentaron algunos trabajadores.

MAAZ