EDOMEX

Crean salas de escucha para niños en Edomex

Adaptan espacios para audiencias que sean amigables con menores de edad y favorezcan la convivencia armónica de la familia

NACIONAL

·
Los cuartos de escucha tienen mobiliario y materiales amoldados para niños y adolescentes. Foto: Especial

Con sentencias de fácil lectura y salas de audiencia más parecidas a un cuarto de juegos, es como el Poder Judicial del Estado de México (PJEM) ambienta sus Salas de Escucha del Menor para que los niños participen con jueces durante las audiencias familiares.

Estos espacios, únicos en el país y cumpliendo con los protocolos de la Suprema Corte de Justicia, cuentan con mobiliario de acuerdo con sus necesidades, donde los jueces pueden platicar sin la presencia de otros adultos, evitando que puedan influir en las opiniones de los menores dejando de lado los formalismos que rodean a este entorno.

Durante las sentencias, los menores reciben textos sencillos con pequeñas ilustraciones con emojis para un mejor entendimiento.

“Dicha ley dice que es tu papito quien debe ocuparse de cuidar de ti, de brindarte apoyo, seguridad, alimentos, quien debe procurar que tengas un desarrollo integral y pleno, y atendiendo a tu deseo de vivir con él”, se lee en una resolución del juez Alfredo López García, tras una escucha de una menor en la disputa de una custodia, luego de que la mamá falleciera.

Para el magistrado presidente, Ricardo Sodi Cuéllar, estas acciones son reflejo de la vocación de servicio del PJEM para proteger el interés superior del menor y favorecer la convivencia armónica de las familias en la entidad.

Hasta el momento, estas salas se encuentran en los juzgados de Tenancingo, Metepec, Naucalpan, La Paz, Atizapán, Toluca, Tlalnepantla y Nezahualcóyotl.

Detalló que las salas están interconectadas con todos los juzgados familiares del estado para facilitar la comunicación con los niños, con la presencia virtual de juzgadores. Con esto, explicó, se agilizan los procedimientos, aprovechando la familiaridad de los menores con las tecnologías.

Los espacios transmiten un ambiente amigable y de confianza a niños y adolescentes que participan en procedimientos judiciales para hacer más ameno enfrentar problemas difíciles en su vida.

CAR