ARZOBISPADO SAN LUIS POTOSÍ

Austeridad anunciada por diputados potosinos es "insuficiente"; asegura arzobispado

Ganar en política es como pegarle al premio gordo de la Lotería, dice el vocero

NACIONAL

·
El presbítero lamentó que se trata solamente de un acuerdo interno del Congreso del Estado, pero hizo votos porque se convierta en un replanteamiento salarial en los tres poderes, en los municipios y en los organismos descentralizados. FOTO: ESPECIAL

“Creo que no es suficiente, algo es algo, pero falta”, así se expresó el vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera en torno al anuncio que hicieron los diputados locales de reducirse el sueldo de 104 mil 500 pesos a 94 mil pesos mensuales y el aguinaldo reducirlo de 313 mil 500 pesos a 235 mil 125 pesos.

La víspera, con el voto en contra del Grupo Parlamentario del PAN, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) que preside el diputado José Luis Fernández Martínez , del PVEM y con el voto a favor de sus aliados PT, Morena y Nueva Alianza, pero también con el apoyo del PRI, RSP, MC y el local Partido Conciencia Popular, anunció un acuerdo interno con medidas de austeridad, entre ellas la reducción del 10 por ciento a su salario y de altos funcionarios, así como bajar de 90 a 75 días el pago de aguinaldo  que, según sus cálculos, redituarán en ahorros por 10 millones de pesos anuales.

Al respecto, el portavoz de la Iglesia Católica en San Luis Potosí, pidió a las y los legisladores locales que su sueldo sea más modesto y más moderados, porque al final de cuentas se trata de servidores públicos.

“Durante mucho tiempo meterse a la política y ganar en la política era pegarle al premio gordo de la Lotería, porque ibas a tener prestaciones que nadie más tiene, sueldos que nadie más tiene, aguinaldos jugosísimos y luego retiros sustanciosos”, criticó.

El portavoz de la Iglesia Católica en San Luis Potosí, pidió a las y los legisladores locales que su sueldo sea más modesto y más moderado. FOTO: ESPECIAL

Priego Rivera se pronunció porque, al igual que los salarios, la exigencia de una preparación académica también debe ser alta para quienes aspiren a una curul en el Legislativo local, sin caer en algún tipo de discriminación, sino en que las y los políticos se preparen para que realmente ofrezcan un servicio de calidad a la ciudadanía.

El presbítero lamentó que se trata solamente de un acuerdo interno del Congreso del Estado, pero hizo votos porque se convierta en un replanteamiento salarial en los tres poderes, en los municipios y en los organismos descentralizados, para que se comparen con los ingresos del grueso de la población y así corroborar “en conciencia” si son demasiado altos los sueldos de los burócratas y representantes populares.

En ese sentido, el vocero de la Arquidiócesis también se inclinó por preguntarle a la población, en un ejercicio de consulta, si está de acuerdo en la cantidad que se les paga del erario a las y los diputados locales, “pero está difícil porque ellos son quienes hacen las leyes”, advirtió.

Se refirió a la escena nacional donde, en la Cámara de Diputados federal, la madre de un niño con cáncer se arrodilla ante una diputada para pedir los medicamentos y la legisladora prefiere darle la espalda “hay muchísimo que hacer en este país como para seguir con estos salarios altísimos”, apuntó.

SSB