Senado prohíbe maltrato a niños por parte de docentes

De manera unánime, el Pleno del Senado aprobó cambios a las leyes para prohibir los jalones de orejas y cabellos, así como empujones, manotazos

Senado prohíbe maltrato a niños por parte de docentes

De manera unánime, el Pleno del Senado aprobó cambios a las leyes para prohibir los jalones de orejas y cabellos, así como empujones, manotazos, golpes con objetos, pellizcos y otros castigos corporales y humillantes como métodos disciplinarios a niñas, niños y adolescentes.

La iniciativa no busca criminalizar a padres y madres de familia, ya que no es una reforma al Código Penal; tampoco pretende castigos penales para los padres de familia, sino que es una reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil Familiar, la cual se da en el terreno del derecho familiar, social y civil.

[nota_relacionada id=1254639]

Los cambios a las leyes que fueron aprobados con el voto de 91 senadores y enviados a la Cámara de diputados, detallan que se prohíbe el uso del castigo corporal y humillante en niños y adolescentes a padres o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia, así como de los encargados y el personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social, de cuidado, penales o de cualquier otra índole.

A partir de las modificaciones impulsadas por el senador Martí Batres y que retoma una iniciativa de la senadora Nestora Salgado, ambos de Morena, queda prohibido usar castigo corporal para disciplinar a los niños y adolescentes, es decir ya no se podrá ejercer golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas, obligar a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos o cualquier otro acto que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.

También se prohíbe castigos humillantes, es decir cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio, y cualquier acto que tenga como objetivo provocar dolor, amenaza, molestia o humillación cometido en contra de niñas, niños y adolescentes.

La Unicef indica que en México la prevalencia del castigo corporal y humillante como una forma de violencia contra los niños, niñas y adolescentes es preocupantemente alta, ya que se reportan que más del 60 por ciento de niñas, niños y adolescentes de entre 1 y 14 años de edad son sujetos a agresión psicológica y castigo corporal en sus hogares.

De acuerdo a la Fundación Guardianes, en su más reciente encuesta realizada en agosto, el 40 por ciento de niñas, niños y adolescentes sufrieron violencia psicológica y física durante la cuarentena.

[nota_relacionada id=1254829]

“Miles de hogares se convirtieron en miles de infiernos y amenazas para niñas, niños y adolescentes”, detalló la senadora del PAN, Josefina Vázquez Mota.

Por: Misael Zavala

dhfm


Compartir