Por desobediencia ciudadana, Tamaulipas cierra playas ante temor a un rebrote

Por desobediencia ciudadana, Tamaulipas cierra playas ante temor a un rebrote

Ante el temor de un rebrote por la desobediencia ciudadana, el gobierno de Ciudad Madero tomará la determinación de volver a cerrar el boulevard costero a donde acuden familias completas a beber alcohol durante los fines de semana, declaró el alcalde Adrián Oseguera Kernion.

Las autoridades locales estimaron que tan solo el domingo ingresaron tres mil vehículos a la zona turística, algunos se cuelan al área de bañistas y otros a las escolleras.

"Se toman las fotos y las suben a Facebook como retándonos, están exponiendo su salud, no ha tenido un familiar o in ser querido que haya fallecido o que esté enfermo de covid, por eso se atreven a retirarnos", declaró.

[nota_relacionada id=1254478] 

El pasado 19 de junio, tras más de dos meses cerrada, se abrió la playa solo para circular en vehículos y poder hacer compras a los comerciantes ambulantes, restaurantes y negocios de artesanías.

Sin embargo, ante una evidente relajación pese a la pandemia, donde se incluyen reuniones de hasta 30 personas bebiendo alcohol, la autoridad determinará cerrar los tres accesos a Miramar.

"Los comerciantes hablan con ellos, se les dice que ponen en riego, están en el camellón vendiendo sus productos apoyando la economía y la ciudadanía lo único que está ocasionado es que volvamos a tomar la decisión de cerrar el boulevard costero".

Madero ha registrado cerca de tres mil casos de coronavirus, de loa cuales más de 200 están activos y han fallecido cerca de 170 personas.

Es por ello, que ante el riesgo latente, Oseguera Kernion no descartó volver a cerrar el boulevard costero del máximo paseo turístico, pese a que eso podría generar un impacto negativo a los oferentes.

[nota_relacionada id=1254521] 

Tamaulipas cuenta con cinco playas, de las cuales sólo una se encuentra abierta al público solo con el 25 por ciento de su capacidad, todas las demás están cerradas para bañistas.

Por: Carlos Juárez
alg


Compartir