Detallan medidas para que hospitales reanuden atención de padecimientos distintos a COVID

Detallan medidas para que hospitales reanuden atención de padecimientos distintos a COVID

Los hospitales que atienden COVID-19 en México empezarán a retomar la atención de otros padecimientos, aunque deberán mantener al menos 30% de disponibilidad para pacientes con infección respiratoria aguda grave en caso de un rebrote.

Así lo establece la Guía de continuidad para garantizar los servicios en las unidades médicas de la administración pública federal en la nueva normalidad, documento publicado este martes por la secretaría de Salud con el objetivo de ordenar la reanudación de otros servicios en las unidades médicas.

[nota_relacionada id=1252995]

Los hospitales retomarán otros servicios siempre y cuando la entidad en la que se ubiquen registre una tendencia de al menos dos semanas a la baja en el número de hospitalizaciones por infección respiratoria aguda grave (IRAG).

Con esa tendencia, las unidades de salud podrán empezar a hacer ajustes siempre y cuando mantengan 30% de disponibilidad para pacientes respiratorios en caso de un rebrote, según precisa la Guía de continuidad.

La atención de padecimientos no COVID también se apegará al semáforo epidemiológico y a una clasificación de servicios en función de su prioridad.

Los estados en semáforo rojo solo pueden retomar aquellos servicios de prioridad I como urgencias, quimioterapias, hemodinamia y otros que de ser suspendidos, ponen en riesgo la vida del paciente.

Lineamientos en semáforo naranja

En semáforo naranja, se pueden brindar los servicios de prioridad I y II, estos últimos son medicina familiar, consulta externa de algunas especialidades como angiología y cardiología, además de atención quirúrgica, entre otros.

Los estados en color amarillo pueden retomar todas las anteriores además de los servicios de prioridad III como consulta externa en salud mental, atención continua en medicina familiar, rehabilitación pulmonar, cirugías ambulatorias de baja complejidad, entre otras.

Finalmente en semáforo verde se podrán retomar todos los demás servicios del hospital.

“Para los servicios de consulta externa y de especialidades se aplicará de conformidad al color del semáforo y priorización correspondiente, por ejemplo, en el color amarillo se podrá otorgar servicio al 50% del aforo permitido en el área”, añade el documento.

Para la continuidad de los servicios no COVID, como primer paso se integrará un comité para la nueva normalidad en cada hospital, el cual planeará e implementará el retorno a las actividades.

Dicho comité se puede integrar con los mismos integrantes del cuerpo de gobierno del hospital. En su conformación siempre debe considerarse a la persona titular de la unidad, área administrativa y representación sindical.

Otra de las medidas propuestas es que los servicios de apoyo de diagnóstico y terapéutico tendrán prioridad en el caso de la programación quirúrgica, control del paciente crónico, control prenatal y en estos casos “deberán realizarse estudios, de preferencia, los 7 días de la semana y 24 horas al día”.

Además, la Guía propone a los hospitales implementar horarios escalonados de consulta y atención por videollamada con el objetivo de evitar aglomeraciones en los inmuebles.

[nota_relacionada id=1253046]

Sin importar los ajustes para atender otras enfermedades, las unidades de salud mantendrán los filtros o triages respiratorios para atender casos posibles de COVID-19.

El documento también establece los pasos para el retorno de los trabajadores que por ahora siguen su labor en casa, debido a que tiene factores de riesgo de complicaciones ante el COVID.

En estos casos, los trabajadores que sí cumplen con un valor de vulnerabilidad y laboran en áreas COVID, regresarán en semáforo amarillo a áreas No COVID y será hasta semáforo en color verde cuando vuelvan a sus lugares originales.

Los trabajadores con criterios de vulnerabilidad y que laboran en áreas No COVID regresarán a su labor presencial excepto mujeres en etapa de lactancia, que regresarán al término del periodo de incapacidad por maternidad, y en el caso de personas con cáncer, volverán hasta semáforo verde.

Debido al estrés o ansiedad que pueden enfrentar por volver a actividades presenciales, la Guía plantea “identificar de manera proactiva al personal que se recuperó de COVID19, que han tenido alguna pérdida familiar reciente o que se encuentran en situación de riesgo por salud o al cuidado de personas en una situación de vulnerabilidad”.

La guía está disponible en este link.

Por: Gerardo Suarez

dhfm


Compartir