Caso Ayotzinapa: Diferencias entre desaparición forzada, por particulares y secuestro

Este 26 de septiembre se cumplen 6 años de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Caso Ayotzinapa: Diferencias entre desaparición forzada, por particulares y secuestro
Conoce las diferencias entre desaparición forzada, cometida por particulares y secuestro. Foto: Cuartoscuro

Durante la noche del 26 y las primera horas del 27 de septiembre de 2014, un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural 'Raúl Isidro Burgos', mejor conocida como Normal de Ayotzinapa, fueron víctimas de desaparición forzada en la ciudad de Iguala, Guerrero.

Todas las investigaciones apuntan a que los responsables fueron policías municipales de Cocula e Iguala, tras supuestamente haberlos confudido con integrantes de una banda criminal que opera en el estado.

El caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa es un tema aún pendiente, pues aunque hay detenidos, no se sabe nada sobre el paradero de los jóvenes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha informado que este 26 de septiembre, día en que se cumplen seis años de los hechos, ofrecerá a las familias avances de la investigación.

 

Diferencias entre desaparición forzada, por particulares y secuestro

Como se mencionó líneas más arriba, el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa es considerado una desaparición forzada, no de una cometida por particulares o bien, un secuestro.

Te explicamos cuáles son las diferencias entre estos tres delitos.

 

Desaparición forzada

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) define a la desaparición forzada como el arresto, detención o cualquier otra forma de privación de libertad por parte de agentes del Estado o por personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado.

Asimismo, este delito contempla la negativa de las autoridades a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, “sustrayéndola a la protección de la ley”.

En el caso de nos 43 normalistas de Ayotzinapa, se considera que fue una desaparición forzada, ya que fue cometida por agentes del Estado, es decir, policías.

 

Desaparición cometida por particulares

Este tipo de desapariciones son las más comunes en nuestro país y son perpetradas por personas que no pertenecen al Estado, como familiares o miembros de la delincuencia organizada.

La ONU la define como el acto en que se priva de la libertad a una persona con la finalidad de ocultar a la víctima o su suerte o paradero. Lastimosamente, muchos de estos casos son resueltos cuando se encuentra a la víctima sin vida, aunque muchos otros siguen sin esclarecerse.

Ejemplos de este tipo de desaparición podrían ser los casos de personas que están ausentes en lugares donde hay presencia del crimen organizado o las mujeres que son desaparecidas para fines de trata.

 

Secuestro

Aunque también hay privación ilegal de la libertad, en este caso se dice que es un secuestro cuando la o las personas que se han llevado a la víctima se han comunicado con los familiares para pedir rescate.

Un caso que podría ejemplificar este delito, fue el del joven Norbeto Ronquillo, un joven que fue secuestrado en junio de 2019 al salir de la universidad en la Ciudad de México.

Las indagatorias concluyeron que el crimen fue orquestado por su exnovia y llevado a cabo por conocidos de ella. Aunque los delincuentes pidieron rescate, días después el muchacho apareció sin vida en Xochimilco.

 

Por Redacción Digital El Heraldo de México | OVH

 

Escucha Que Nadie Nos Olvide: Casos de feminicidios en México


Compartir