Familia de joven embestido por una patrulla de la SSP exige justicia

Familia de joven embestido por una patrulla de la SSP exige justicia

El joven Marvin Giménez Madrigal fue arrollado por una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) el domingo pasado y lamentablemente falleció ayer en el hospital O´Horán, por lo que esta mañana su familia bloqueó la carretera Mérida- Tixkokob en señal de protesta. Exigen justicia.

“Me lo mataron, lo dejaron tirado en el hospital como un animal, pues decían que eran una persona desconocida, a pesar de que yo ya les había dado su nombre. Además, la Policía está negando que lo atropellaron, estaban huyendo los sinvergüenzas, corruptos, asesinos”, declaró la señora María Santos Madrigal Sánchez, madre del fallecido.

[nota_relacionada id=1246909] 

Junto con otros familiares cerraron la mencionada vía, provocando un importante congestionamiento vial, mientras que elementos policiacos trataban de convencerlos de que se retiren. Ella exhibió una cartulina que dice: “Policías estatales mataron a mi hijo y los están encubriendo”.

Explicó que la patrulla que provocó el siniestro es la número 6619 del Sector Oriente y que, de acuerdo con testigos, conducía a exceso de velocidad y con las luces apagadas, por lo que su hijo no se percató que venía sobre la carretera.

Entre lágrimas, Madrigal Sánchez relató que desde que ocurrió la tragedia, la SSP ha cometido una serie de irregularidades, pues hasta el momento no tiene reportes de que algún elemento policiaco esté detenido por estos hechos.

También dijo que Marvin no fue trasladado al nosocomio en una ambulancia, pues de acuerdo al personal médico llegó en una patrulla, además de que estaba inconsciente. De hecho, rechazó la versión oficial de la corporación que decía que el joven estaba estable.

[nota_relacionada id=1246958] 

Para colmo, días después del siniestro recibió una llamada de la aseguradora que le exigía que pague 15 mil pesos por los daños ocasionados a la patrulla en el accidente.

Madrigal Sánchez también acusó a la Policía Estatal de Investigación (PEI) de borrar la fotografía que le tomó a las placas de la patrulla que arrolló a su hijo. “Me vinieron a ver y me pidieron mi teléfono, luego me di cuenta que lo borraron, quisieran eliminar las pruebas, pero lo que no sabían es que yo ya lo había impreso, me queda claro que se están encubriendo a los culpables”, sostuvo.

Por Herbeth Escalante
alg


Compartir