Llegó la educación digital

Llegó la educación digital
Llegó la educación digital

Entre confusión, desorientación y dificultad para sintonizar los canales, inició el ciclo escolar 2020-2021 que por primera vez ocurre con clases por televisión para más de 30 millones de estudiantes, debido a la pandemia.

Scarlett acaba de entrar a primero de primaria y Emmanuel a tercero, en las clases a distancia. Para ella fue difícil porque trataba de mantener la atención, pero a veces se distraía con su hermano; su primer día tuvo que ser en casa, con cápsulas sobre cómo hacer cubrebocas, tocar instrumentos musicales y activación física.

“Sí tengo a mi maestra, pero no me vio. Me gusta más estar en la escuela porque nos toca recreo”, dijo la pequeña.

“Mi hija iba a un buen ritmo, pero bajó su rendimiento con la cuarentena. Se quedó con la idea de estar en el kínder y ya le explicamos que pasó a la primaria”, dijo Emmanuel Sánchez, padre de la menor.

FALTA LA GUÍA. Georgina, de 13 años, dijo que tuvo
problemas en la recepción de la señal. Foto: Guillermo O'Gam

El tercer grado cursa su hijo mayor, Emmanuel, quien siguió la clase, pero le aburrió el programa Aprendiendo amar a México, el cual corta su horario de clases. Al pequeño le cuesta trabajo concentrarse debido al ruido o por querer platicar con su hermana.

Por la mañana, los papás de estos pequeños tuvieron que seguir unas videoconferencias con los maestros para coordinarse en el envío de tareas y el seguimiento que harán los docentes incluso con una clase semanal por videollamada.

“Aún no tenemos los libros, nos pasaron un link para verlos en línea por ahora”, añadió el señor Emmanuel Sánchez, quien se dedica al giro de eventos sociales y uniformes escolares, actividades muy afectadas por el COVID-19.

La sana distancia afectó a los de nuevo ingreso; “terminó con la ilusión de nuevos amigos y una escuela” para Regina, de cuatro años.

Su madre, Zita Juan, dijo que su hija se encontraba en un centro maternal privado, sin embargo, al ver que la poca calidad de apoyo en la educación a distancia por parte de los maestros, ella optó por inscribir en un centro preescolar público, mismo que mantiene contacto con los docentes y otros padres de familia mediante Whatsapp.

La sensación de su primer día en el colegio, agregó, tendrá que esperar hasta que existan las condiciones.

“Lo hago aquí porque afuera hay que usar el cubrebocas, en la calle hay coronavirus”, explicó Regina quien por ahora esperará para conocer un pupitre, pizarrón y hacer amigos dentro de un colegio.

Los más grandes también tuvieron problemas. Georgina, de 13 años, ingresó a segundo de secundaria sintonizó el canal de televisión 3.2, en punto de las ocho de la mañana, como lo marca el calendario escolar, pero la asignatura no correspondía con su grado.

“Me toca español a las 8:00am y hay una clase que ya tomé el ciclo pasado”, mencionó Georgina.

Otro inconveniente fue la señal de televisión abierta que por momentos se perdía y “por la pandemia cancelé el servicio de cable, no podía con ese gasto y ahora voy a tener que recontratarlo”, dijo Gabriela Buitrón, mamá de Georgina.

https://youtu.be/5wEQGBe5JHo

Por Gerardo Suárez, Arturo Vega y José Ríos
lctl

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus


Compartir