Haz tu denuncia aquí

Mineral de Pozos, de pueblo fantasma a Pueblo Mágico

NACIONAL

·

De ser un próspero centro minero a finales del siglo XIX y principios del XX, Mineral de Pozos, Guanajuato, fue durante muchas décadas un pueblo fantasma, hasta que fue declarado Pueblo Mágico, y ahora abre sus puertas a los visitantes para mostrar la historia del corazón minero del país, en el retorno a la nueva normalidad.

Este destino ubicado a solo 115 kilómetros de la capital de Guanajuato y a dos horas 40 minutos de la Ciudad de México, es una buena opción para pasear por sus calles empedradas, disfrutar un atardecer rodeado de paisajes con nopales y cactus, y degustar los mejores escamoles y chinicuiles.

Al no tener aglomeración de personas en sus calles, plazas o restaurantes, se mitiga mucho los riesgos de contagio por Covid-19, además de que fomenta el turismo de tipo carretero regional, que será la nueva normalidad tras la pandemia del coronavirus.

Recorrer peatonalmente Mineral de Pozos te permitirá observar que, a diferencia de la mayoría de las ciudades y pueblos, sus iglesias, plazas y edificios gubernamentales están totalmente separados, lo que refleja que durante su fundación, gobierno y religión no tenían relación alguna.

Durante su apogeo en el Porfiriato, tuvo más de 360 minas, de donde se extraían oro, plata, bronce, hierro y mercurio, que eran exportados a varios países de Europa, hasta que dejaron de funcionar en 1927, a causa de la Revolución mexicana y de una inundación originada por las compañías mineras que perforaron una cuenca.

[nota_relacionada id=392420]

Escuela Modelo


Sobresale este complejo arquitectónico llamado escuela modelo de artes y oficios Benito Juárez, que fue el edificio más grande que se llegó a construir para la educación de los niños durante el Porfiriato.

El edificio se construyó en 1897 con una superficie de 5800 metros cuadrados para abastecer a la población local y a sus alrededores. La escuela cerró en 1925, un año antes de que se declarara inactiva la actividad minera en Mineral de Pozos.

Spa Vopper


El destino también ofrece el primer spa de Cerveza en México, que te permite tomar un baño con hidromasaje dentro de un barril de madera diseñado especialmente para recibir el ingrediente que le da el carácter exclusivo de la cerveza artesanal Vopper.

Este proporciona beneficios altamente revitalizantes y relajantes y contribuye a reducir el cansancio físico y mental, aminora el estrés, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, favoreciendo la regeneración celular de la piel, entre otras propiedades.

Para hospedarse, Mineral de Pozos cuenta con varios hoteles como Casa Diamante, un místico lugar de inigualable paisaje enclavado en el semidesierto y las ruinas de antiguas haciendas y minas, que ofrece salón de juegos, la alberca climatizada, y una fábrica de cerveza.

Mientras que su casa cuenta con un estilo vintage minimalista con toques de diferentes épocas colocadas donde puedas apreciar el amor que se puso en este lugar. Además de un excelente servicio y exclusividad única.

También encontrarás en Mineral de Pozos un nuevo concepto urbanístico de innovación y vanguardia con altos enfoques de sustentabilidad ambiental, cultural y de gran impacto social.

Tras más de 100 años de abandono, Mineral de Pozos fue declarado monumento histórico en 1980 y Pueblo Mágico el 16 de febrero de 2012, lo que llamó la atención de viajeros nacionales e internacionales.

[nota_relacionada id=1133270]

Por Pablo Cruz Alfaro

MAVR

Temas