Haz tu denuncia aquí

UdeG buscará estudiantes felices, será un semestre más libre y atractivo para aprender

NACIONAL

·

El confinamiento por la Pandemia de COVID-19 que lleva más de cuatro meses se está reflejando en afectaciones psicológicas entre los jóvenes universitarios: estrés, ansiedad y tristeza. Un estudio aplicado entre alumnos del Centro Universitario del Sur (CUSur), de la Universidad de Guadalajara (UdeG), advierte el impacto del virus en los hábitos de los jóvenes y la economía de sus familias, que sin duda afectarán su rendimiento escolar. Por ello, la UdeG planea un semestre diferente.

Los resultados evidencian que 50 por ciento de la población encuestada dijo que se sentía demasiado restringido, 30 por ciento medianamente restringido y 20 por ciento poco restringido. Los jóvenes que sienten mayores limitaciones están sufriendo más, apuntó Carlos Hidalgo Rasmussen, del Centro de Investigación en Riesgos y Calidad de Vida del CUSur.

“Del grupo que se sentía más restringido, reportan haberse sentido más ansiosos, estresados, tristes, pero estos factores normalmente están relacionados con la cuestión económica o lo que les está sucediendo en la escuela. Leímos relatos de la experiencia que estaban teniendo con los cursos en línea, muy crítico respecto a los profesores; consideran que es muy deficiente la educación que recibieron, les parece que de ninguna manera se comparaba con la experiencia presencial. Hablan de la experiencia de no ver a sus amigos, de no poder salir”.

[nota_relacionada id= 1155695]

Se evalúa también la calidad de vida y los comportamientos de riesgo en la salud de cerca de 800 estudiantes universitarios. La convivencia entre amigos y compañeros, sobre todo, la pareja -en caso de tenerla- inclinan la balanza.

“En la etapa universitaria, tiene que ver con el contacto con los otros, con la pareja y la escuela. En este momento de la investigación se refleja que tuvieron impactos importantes en su calidad de vida; las áreas más afectadas son su relación con la escuela, para esa edad la universidad es fundamental. Otra fue la parte psicológica, tuvieron más estrés y ansiedad”.

https://twitter.com/udg_oficial/status/1284561804266528768?s=20

Los jóvenes reconocieron que el tiempo que pasan frente a la computadora, les afecta las condiciones de sueño. Ante estas circunstancias obligadas por la emergencia sanitaria, las autoridades universitarias están pensando en un semestre más libre, atractivo y virtual que en realidad toque el corazón de los muchachos y lo abra al aprendizaje.

“Como universidad, lo que nos toca es seguir pensando, como se está haciendo en muchos foros, y plantear un semestre más interesante, más atractivo. Que a los profesores que han sido más tradicionales en su enseñanza, las coordinaciones les ayuden a superar esta dificultad para manejar de mejor manera las tecnologías, para hacer una experiencia positiva”, añadió Hidalgo Rasmussen.

POR ADRIANA LUNA

ialc

Temas