Haz tu denuncia aquí

Covid-19 se convierte en la primera causa de muerte materna en México

NACIONAL

·

La COVID-19 se colocó ya como la primera causa de muerte materna en México, de acuerdo con el gobierno federal, organismos internacionales y asociaciones civiles.

Al corte del 20 de julio, se han registrado 81 muertes confirmadas por COVID-19 en mujeres embarazadas o en puerperio y en total, hay 2 mil 682 casos positivos en este grupo, informó Karla Berdichevsky, titular del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

“Las principales causas de muerte reportadas fueron como primera causa COVID-19, después la enfermedad hipertensiva, edema y proteinuria en el embarazo, el 16% se atribuyen a esta causa, después la hemorragia obstétrica 16%, probable caso de covid 6% (casos sospechosos) y aborto 5%”, reveló en un seminario virtual.

Hilda Argüello, secretaria técnica del Observatorio de Mortalidad Materna en México, dijo que las 81 muertes maternas con confirmación de COVID-19 equivalen a 18% del total.

[nota_relacionada id=1155732] 

En términos nominales, al corte de la semana epidemiológica 28 van 417 muertes maternas en lo que va de este año, contra 359 en el mismo lapso de 2019.

A su vez, Arie Hoekman, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), añadió que hay 27 muertes maternas sospechosas de COVID y si se suman a las confirmadas, dan 108, lo que representaría hasta 25% de la mortalidad.

“(COVID) se coloca ya como primer causa de muerte materna, y sabemos que seguirá aumentando si seguimos operando en las mismas condiciones, porque el COVID no va a desaparecer”, alertó.

OBESIDAD, DIABETES E HIPERTENSIÓN

Sobre las muertes maternas asociadas a COVID-19 se encontró que la obesidad estuvo relacionada en 19.8% de los casos, la obesidad, en 11.1%, la hipertensión en 6.2% y el asma, 3.7%, detalló Karla Berdichevsky, directora general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

Además, describió que 40% de las muertes ocurrieron en el tercer trimestre del embarazo y 34% en el puerperio, es decir, en los días posteriores al parto.

Al corte de la semana 29 (20 de julio), de manera general la razón de muerte materna calculada fue de 39.1 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados, lo que representa un incremento de 19%, respecto al mismo periodo de 2019.

[nota_relacionada id=1155666] 

De esta cifra, la razón de muerte materna asociada a COVID es 7.3 por cada 100 mil nacimientos estimados, detalló Berdichevsky.

Respecto a los 2 mil 682 casos positivos del nuevo coronavirus, casi la mitad, 49.8% se detectaron en el tercer trimestre del embarazo.

Del total, 191 mujeres han estado hospitalizadas graves, la mediana de edad es 29 años, y de ellas, 14% tenía obesidad y 7.3%, diabetes.

En el caso de los recién nacidos, van 606 confirmados con el nuevo coronavirus, según los datos del informe semanal de mujeres embarazadas y púerperas estudiadas por sospecha de COVID.

PIDEN TOMAR MEDIDAS

Cristian Morales, representante en México de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo que nuestro país es uno de los que registra mayor mortalidad materna reportada por COVID-19 y en general, el continente americano concentra más casos que otras regiones del mundo.

Explicó que la reconversión hospitalaria para enfrentar la pandemia ha mermado las capacidades para dar servicios integrales y seguimiento del embrazo, parto y puerperio.

Urgió a cumplir el registro de las consultas prenatales y a tratar de atender por vía vaginal la mayor cantidad de embarazos, aún en casos con COVID, a menos que la cesárea sea la vía más segura para resolver un parto.

[nota_relacionada id=1155636] 

Karla Berdichevsky resaltó que para hacer frente a las limitaciones y obstáculos por el confinamiento, se ha aplicado el Lineamiento para la prevención y mitigación de COVID-19 en la atención del embarazo, parto, puerperio y de la persona recién nacida, el cual fue actualizado el 20 de julio.

A su vez, afirmó que sin contar las muertes maternas por COVID-19 hay una ligera tendencia a la baja en las otras causas de muerte en este ámbito en comparación con el año anterior.

David Meléndez, secretario técnico del comité promotor por una maternidad segura, expuso que si bien la COVID-19 es la primera causa de muerte materna, los datos aún se mantienen por debajo de la agresividad que mostró la pandemia de influenza A (H1N1) con las mujeres embarazadas.

En esa ocasión, se registraron 198 muertes maternas en 2009 asociadas a la influenza y se consideraba un factor de riesgo mayor que el nuevo coronavirus.

Sin embargo, refirió que de acuerdo con diversos investigadores, las muertes maternas por COVID-19 se pueden elevar hasta 35% si no se pone atención al seguimiento de consultas y atención de la salud materna.

Meléndez añadió que la meta del país para 2030 es bajar a 11.2 muertes maternas por cada 100 mil recién nacidos vivos.

Por: Gerardo Suárez
alg