Haz tu denuncia aquí

Convienen dejar atrás diferencias

Ambos mandatarios apostaron por una nueva etapa de trabajo conjunto

NACIONAL

·

ZAPOPAN. Después de desencuentros y señalamientos por la atención de la seguridad, el pacto fiscal, el manejo de la pandemia de COVID-19, las protestas por el Caso Giovanni, las energías limpias, entre otros, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Enrique Alfaro convinieron dejar de lado las diferencias y actuar conjuntamente para atender la violencia y la inseguridad en Jalisco.

El presidente López Obrador señaló que los gobiernos federal y estatal deben dejar a un lado las diferencias políticas y actuar de manera coordinada para devolverle la paz a los habitantes de Jalisco

“Podemos tener diferencias, eso es consustancial a la democracia, nadie debe alarmarse, la democracia es pluralidad, es garantizar el derecho a disentir; sin embargo, en asuntos como este, que tiene que ver con la seguridad del pueblo, con garantizar la paz, la tranquilidad de los ciudadanos, estamos obligados a actuar de manera coordinada”, afirmó López Obrador.

Ante las amenazas que ha recibido el gobernador Enrique Alfaro del Cártel Jalisco Nueva Generación, el mandatario federal señaló que cuenta con el gobierno federal para enfrentar al crimen organizado.

“En este caso de Jalisco ante amenazas, intimidaciones, le decimos al gobernador Enrique Alfaro que no está solo, cuenta con el apoyo del gobierno federal”, aseveró.

[nota_relacionada id= 1145728]

Por su parte, el gobernador Enrique Alfaro le propuso a López Obrador reconstruir la relación entre el gobierno estatal y el federal.

“Jalisco necesita de su Presidente. Vengo a proponerle que nos demos la oportunidad de corregir el rumbo para iniciar una nueva etapa de diálogo y cooperación, que lo hagamos a partir de un principio básico: el respeto mutuo”, dijo.

Por Paris Salazar
lctl

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus