En Mérida, salen a protestar contra el Tren Maya y los 'invasores”que lo imponen

En Mérida, salen a protestar contra el Tren Maya y los 'invasores”que lo imponen

Con la exigencia de respetar al medio ambiente y de no permitir que sigan pisoteando a las comunidades originarias, aproximadamente 40 personas protestaron en Mérida en contra del megaproyecto del Tren Maya y de los invasores que la imponen: los empresarios y los gobiernos.

Las y los manifestantes se reunieron en la controvertida estatua a los Montejo, que en los últimos días ha causado controversia por su apología al racismo, y caminaron sobre la avenida Paseo de Montejo cargando mantas en contra de dicha obra, a la que llamaron “el tren de la muerte”.

En la protesta, aseguraron que ese proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador no va a salvar a las comunidades mayas de la miseria y que el supuesto turismo que traería no los beneficiará en absoluto.

Por el contrario, recalcaron, va a explotar los recursos naturales y utilizará a los pobladores indígenas como mano de obra barata para dejar de ser dueños de sus tierras y se conviertan “en los esclavos de los extranjeros”.

Las y los inconformes caminaron por la avenida respetando un metro y medio de distancia y usaron cubrebocas, para evitar posibles contagios de Covid-19. Golpearon cacerolas y cargaron mantas con leyendas como “el tren no es maya, es despojo”, “la naturaleza se rebela, nosotros somos su voz” y “lo que vulnera la naturaleza no es progreso”, entre otras.

Al llegar al Monumento a la Patria, un joven representante de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xiinbal, llamado Juan Caamal, agradeció la solidaridad de quienes ayudan a defender sus tierras de un tren “que nos ha robado hasta el nombre”.

Criticó a quienes a través de engaños han arrebatado las tierras, diezmado su territorio y contaminado al ambiente. En ese sentido, aseguró que esos invasores se llaman empresarios y gobiernos de todos los partidos políticos.

Hoy, con el nombre de Fonatur, de INPI y de la Cuarta Transformación, la traición y el despojo desvainan su espada para acabar con lo poco que nos queda, con nuestra aguas, con los animales, con los arboles sagrados, pero sobre todo con nuestra memoria y dignidad”, declaró.

Explicó que debido a la pandemia y las inundaciones provocadas por la tormenta tropicalCristóbal”, los pobladores mayas no pudieron salir para protestar, pero recalcó que sienten dolor y rabia.

Por su parte, los organizadores criticaron las consultas indígenas simuladas, que hasta el momento no se conozcan todos los estudios de impacto ambiental de la obra, y que el gobierno federal priorice la construcción de un tren cuando existen muchas localidades que no tienen servicios básicos como el agua. [nota_relacionada id=1098274]

Por Herbeth Escalante

eadp


Compartir