Haz tu denuncia aquí

Quieren expulsarme para que no compita en interna de Morena: Yeidckol

NACIONAL

·

Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, asegura que las presuntas irregularidades en la compra de inmuebles son una estrategia política para expulsarla del partido, impedir que participe en las elección de dirigente y hasta hacer que el partido pierda en las elecciones de 2021.

"Hacen todo de forma manipuladora para dañar mi imagen. Es una estrategia para perjudicarme ante una eventual encuesta (para elegir al nuevo dirigente de Morena). ¿Con quién están acordando para que pierda Morena?", indicó Polevnsky, en alusión al grupo encabezado por Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, y Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente provisional del partido.

En entrevista con El Heraldo de México, asegura que es posible que la expulsen, pues Héctor Díaz Polanco, presidente de la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena es aliado de Luján, "pero me puedo defender, porque tengo la consciencia tranquila, no tengo miedo, no he hecho nada ilegal, aunque sí es preocupante lo que pasa".

Niega alguna vinculación personal con Enrique Borbolla de Grupo Ebor, pero reconoce que pagó por adelantado los contratos de equipamiento y obra que firmó para que ese grupo rehabilitara edificios, y que ello es legal.
El pago por casi 400 millones de pesos se realizó el 31 de diciembre de 2019.

"Pagar por adelantado es legal, los precios que nos dieron nos respaldan, la empresa ha cumplido, pero no la han dejado hacer la rehabilitación del Hamburgo ni equipar el edificio de Liverpool número 3", explicó Polevnsky.
Sobre el dinero que Morena aún adeuda por cinco inmuebles (191 millones de pesos), dijo, se tiene que pagar.

"Morena no es El Barzón, pero creo que para Alfonso Ramírez Cuéllar (presidente del partido y el líder de esa organización) es un tema cultural el no pagar", aseguró en alusión a la decisión del dirigente de no liquidar los contratos suscritos por ella hasta determinar si incurrió en alguna irregularidad.

Agregó que al "grupito" que pretende expulsarla "lo que menos le importa es el presidente Andrés Manuel López Obrador, en alusión a las declaraciones vertidas por el mandatario, hace algunos meses, en el sentido de que si los conflictos partidistas no se resolvían, el dejaría de militar.

"Si le preguntan, (el presidente) seguro va a decir que si tienen pruebas que me denuncien", previó.

Defiende a empresario

Polevnsky también afirma que Enrique Borbolla salió absuelto, luego de que fuera detenido por presunto fraude al vender una avioneta (en Quintana Roo, en 2014).

Por ello, agrega, no se le puede acusar de corrupción. "Él le rentaba un avión al gobernador de Quintana Roo (Roberto Borge), no le quería pagar y pelearon por el tema. Luego quiso ser candidato de Morena y le echaron la cargada. En el juicio no le recibieron pruebas, pero finalmente fue absuelto. Lo que pasa es que el león cree que todos son de su condición", enfatiza.

Sobre la constitución de grupo técnico de abogados que analizarán si existen elementos para denunciarla penalmente por la compra de inmuebles, Polevnsky reitera que no tiene elementos jurídicos para acusarla.

"Ramírez Cuéllar lo único que están demostrando es que, en vez de hacer la tarea que les ordenó el Tribunal Electoral (renovar la dirigencia de Morena) busca quitarme de enmedio"

Por Nayeli Cortés

lhp