Haz tu denuncia aquí

Violencia, drogas y depresión acaparan atención psicológica ante COVID-19

NACIONAL

·

Violencia, consumo de drogas y depresión son las situaciones más frecuentes que se han recibido a través del servicio de atención a distancia "Mi salud también es mental ante el COVID-19".

La UNAM, institución que participa en este servicio, informó que se han proporcionado 23 mil 622 servicios de apoyo psicológico desde el 23 de marzo pasado, cuando se puso en marcha esta estrategia.

Del total, 54 por ciento corresponde a población abierta, 25 por ciento a comunidad UNAM y 21 por ciento a personal de salud

La Universidad Nacional añadió que las cifras incluyen 335 servicios especializados por violencia y riesgo de autolesión o suicidio, y 82 psiquiátricos en hospitales generales por estrés agudo, estrés postraumático, ansiedad y consumo de sustancias psicoactivas.

Además, del total de atenciones brindadas, las situaciones más frecuentes han sido violencia (36 por ciento); consumo de sustancias y depresión (17 por ciento). 

[nota_relacionada id= 1008239]

Entidades con más solicitudes de atención

La Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco y Baja California son las entidades con más solicitudes.

"Mi salud también es mental ante el COVID-19" es una estrategia nacional encabezada por la Secretaría de Salud federal, en la cual se llena primero un cuestionario para expresar el problema por el cual se pide atención.

El acceso a este servicio está abierto a la población a través de la página web https://misalud.unam.mx/covid19/.

Además está abierto el conmutador del Programa de Atención Psicológica a Distancia de la Facultad de Psicología: 55-5025-0855; el conmutador de la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria de la secretaría de Salud 800-00-44-800; la Línea de la Vida (lunes a domingo 24 horas) al 800-911-2000; a los Centros Integración Juvenil: 55-5212-1212, o a través de WhatsApp (55-4555-1212).

El programa de "Mi salud también es mental ante el COVID-19" está diseñado por expertos de la Facultad de Psicología de la UNAM y el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. [nota_relacionada id= 1008412]

Por Gerardo Suárez

kyog