Viven en alta o muy alta marginación 7 de cada 10 en "municipios de la esperanza"

Viven en alta o muy alta marginación 7 de cada 10 en "municipios de la esperanza"

El 70% de los 323 “municipios de la esperanza” viven en condiciones de alta o muy alta marginación y en ese contexto el gobierno federal perfiló que estos territorios reanuden sus actividades debido a que no tienen casos confirmados de COVID-19.

Falta de agua entubada, hacinamiento, servicios de salud escasos y porcentajes altos de analfabetismo son algunas de las carencias que padecen los habitantes de estas comunidades.

Por lo menos un millón 646 mil 015 personas habitan en los 323 municipios seleccionados para la primera etapa de la estrategia de regreso a la “nueva normalidad”.

Del total de municipios, 217 están clasificados como de alta o muy alta marginación, en los cuales se concentran un millón 083 mil 946 personas.

[nota_relacionada id=1036542] 

Esto quiere decir que prácticamente siete de cada 10 habitantes de los municipios de la esperanza viven en condiciones de pobreza o pobreza extrema, de acuerdo con una revisión hecha por El Heraldo de México.

Para realizar las estimaciones se usaron datos de población y del índice de marginación disponibles en el Instituto Nacional para el Federalismo y Desarrollo Municipal (Inafed).

Estas comunidades fueron seleccionadas porque no tienen casos confirmados de COVID-19 y están rodeadas por otras localidades sin casos confirmados.

Sin embargo, en caso de confirmarse alguna persona enferma por el nuevo coronavirus, se suspenderán de nuevo las actividades, aclaró Hugo López-Gatell, subsecretario de prevención y promoción de la salud.

[nota_relacionada id=1036586] 

FALTA DE AGUA Y HACINAMIENTO

Aunque una de las medidas de prevención contra el COVID-19 es el lavado frecuente de manos, hay “municipios de la esperanza” donde las familias no tienen acceso a agua entubada, condición que es uno de los indicadores para medir la marginación en México.

Al analizar los 323 municipios, se observó que hay una realidad muy heterogénea en cuanto a los indicadores de marginación. En el caso de falta de agua entubada, hay territorios donde solo 0.2% tienen esta carencia. En contraste, hay otros que llegan al 99% con este problema.

Hay 22 territorios donde el 30% al 99% de las viviendas no tienen el servicio de agua entubada. En Santa María Texcatitlán, el 98.8% de sus casi mil habitantes carecen de dicho servicio.

Otro de los riesgos es que los municipios con alta y muy alta marginación padecen hacinamiento. Los porcentajes de hogares con este problema van del 17% al 71%.

[nota_relacionada id=1036540] 

Esta circunstancia emergencia complica el cumplimiento del confinamiento y la sana distancia, sobre todo respecto de las personas en mayor riesgo de complicarse, como son adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

En el rubro de población, los municipios libres de COVID-19 también son muy heterogéneos. Hay comunidades que no llegan ni a 100 personas, como Santa Magdalena Jicotlán, Oaxaca, el municipio con la población más pequeña del país, con 87 habitantes.

Los municipios de la esperanza se ubican en 14 estados: Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Aunque fueron seleccionados, la reapertura depende de los gobiernos estatales y municipales. En ese sentido, entidades como Chihuahua, Guerrero, Jalisco, San Luis Potosí y Yucatán, entre otros, decidieron no reabrir por ahora ante el temor de brotes infecciosos en el contexto de la etapa más crítica de la epidemia en varios puntos del país.

Por: Gerardo Suárez
alg


Compartir