Haz tu denuncia aquí

Pandemia atasca la frontera

NACIONAL

·

TIJUANA. Los cambios en el horario de cruce en la garita internacional de San Ysidro causaron un calvario a residentes fronterizos.

Ellos y los ciudadanos estadounidenses que pueden cruzar a su país tienen que pernoctar en sus vehículos, a bordo de los cuales llegan desde la noche previa para empezar a hacer fila.

Desde el pasado 6 de mayo, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) dio a conocer que el acceso vehicular y peatonal sería a partir de las 6 de la mañana y hasta las 10 de la noche. Históricamente, el horario era de 24 horas, por lo que anteriormente las personas llegaban entre 4 y 5 de la mañana para formarse.

Las medidas establecidas por la autoridad estadounidense se aplican como parte de su plan para reducir los contagios de COVID-19.

El gobierno de Estados Unidos consideró que entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana disminuiría el tránsito vehicular en 44 por ciento y 72 por ciento en la zona peatonal.

El señor José Juan, ciudadano estadounidense, cruza todos los días la frontera. Estacionado atrás de otros 10 vehículos, contó que llegó a las 23:30 horas para ser de los primeros en cruzar, ya que trabaja desde temprano en la construcción en El Monte, California.

[nota_relacionada id=926187 ] 

Metros atrás, Estela también hace fila desde la noche previa, debido al horario en el que labora en El Cajón, California.

Reconoció que el cambio de política de acceso en la garita internacional modificó completamente su rutina diaria. Con un cubrebocas, la mujer, que es residente pero cruza desde hace muchos años la frontera Tijuana-San Diego, recordó que en California el uso de la mascarilla es obligatorio, y agregó que sale de su trabajo a las 5 de la tarde, hace una hora para llegar a su casa en Tijuana, descansar brevemente, convivir con sus hijos y volver entre las 9 o 10 de la noche para dormir en el auto y esperar la apertura del puerto de entrada.

En las filas de automóviles se observan conductores dormidos. Otros buscan un estacionamiento de paga cercano para estar listos a las 6 de la mañana, cuando nuevamente se abre la puerta de acceso a Estados Unidos.

POR ATAHUALPA GARIBAY , CORRESPONSAL
lctl

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus

Temas