Haz tu denuncia aquí

Se ven tras dos semanas

NACIONAL

·

Desde su ingreso al Hospital General de Tláhuac, Sergio no había podido ver ni escuchar a su mamá.

Este martes se cumplieron dos semanas. Más de 336 horas en cama, solo en observación, viendo personal médico cruzar y muchas veces correr.

El COVID-19 no le tuvo piedad a pesar de sus 24 años. El virus lo arrastró hasta las camas donde se piensa que sólo hay adultos mayores, sectores vulnerables, obesos o hipertensos.

Afuera, su madre, María Elena Vilchis, ya no podía con la ansiedad, de hacer fila con otros familiares para conocer diagnósticos en voz de un doctor a más de un metro de distancia.

Ayer, la tecnología fue una salida para ambos. Con un teléfono inteligente los doctores pudieron enlazar una videollamada entre Sergio y su madre.

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus

Se trata del plan aplicado para acercar a familiares y enfermos, evitar conflictos y especulaciones sobre lo que acontece en los hospitales.

Ahora, las personas sólo deben acercarse a los módulos de atención a familiares de pacientes con COVID-19, instalados afuera de los hospitales reconvertidos para atender la pandemia.

Aunque María Elena no pudo tomar el celular para sentirse más cerca, sí le cambió el rostro al ver a Sergio.

Una doctora le mostró el teléfono dentro de una bolsa lavable y del otro lado lo mismo hizo personal médico.

“Mucha alegría… tenía mucho tiempo que no lo veía, y ahorita lo vi y me llegó el alma al cuerpo porque estaba muy desesperada”, narró María Elena tras la video conferencia. [nota_relacionada id=1023677 ]

Reconoció que hubo nervios. “Le dije lo principal: ‘que lo estamos esperando, que le echara muchas ganas, que pronto va a salir”, refirió.

Las llamadas con pacientes dentro de hospitales se concretan sólo bajo ciertas reglas, protocolos, horarios y disponibilidad. No todos tienen la fortuna de María Elena, a quien le hubiera gustado acercarse el teléfono e incluso darle un beso a la imagen de su hijo.

Entre los factores para que una videollamada ocurra están que el paciente pueda hablar, que no esté intubado, que haya personal médico disponible para auxiliar la llamada.

Además, el enlace debe estar programada en día y hora en el módulo de atención a familiares.

Por Manuel Durán
lctl