Haz tu denuncia aquí

¡Domingo de Ramos atípico! Sanitizan la devoción en Iztapalapa

La contingencia obliga a tomar medidas de seguridad en el comienzo de la Semana Santa. Se ausentan los puestos callejeros y los feligreses

NACIONAL

·

El Domingo de Ramos en Iztapalapa, no registró la alfombra verde de las palmas bendecidas bordadas con el tejido humano de la devoción en la avenida Ermita para llegar a la Iglesia de El Señor de la Cuevita.

En la representación 177 de la Pasión de Jesucristo en Iztapalapa, no se permiten más de 25 actores juntos. Foto: Víctor Gahbler

Debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, tampoco hubo puestos de antojitos mexicanos, ni fritangas o buñuelos; la venta de artesanías no apareció, y la feria de colores y emociones brilló por su ausencia con el silencio de la tómbola y la lotería mexicana que acompañó apenas el año pasado a los feligreses en los alrededores de la catedral del Señor del Santo Sepulcro.

[nota_relacionada id=953195]

Sólo hubo vallas metálicas, cercos y elementos de seguridad y de Protección Civil que se instalaron para evitar la concentración de los católicos o turistas con el fin de mantener “Su Sana Distancia” en torno a la Iglesia, donde inició la representación 177 de la Semana Santa.

El Domingo de Ramos en Iztapalapa no registró la alfombra verde de las palmas bendecidas. Foto: Víctor Gahbler

A la par, un grupo de hombres con trajes blancos de protección sanitizaban el atrio donde los actores realizaron la representación del Domingo de Ramos mientras tomaban la temperatura a los asistentes y colocaban gel antibacterial en las manos. Aunque algunas personas intentaron llegar con sus ramos a la catedral de Iztapalapa, el cerco de seguridad se los impidió, y tuvieron que buscar alternativas para bendecirlos, aunque los templos cercanos también se mantenían cerrados.

Sólo los 39 actores de la representación, 22 varones y 17 mujeres, pudieron pasar al atrio con sus grandes ramas y su vestimenta, no sin antes aplicarles las medidas de higiene correspondientes para detectar COVID-19, como sucedió con la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada y algunos trabajadores de la demarcación, que acudieron al citado templo.

Las autoridades de Iztapalapa mantendrán los protocolos de higiene y seguridad. Foto: Víctor Gahbler

Así, las procesiones y caminatas de los nazarenos quedaron canceladas, aunque se vio el conglomerado de los habitantes de la zona, en el tianguis del domingo, mientras la Macroplaza del Jardín Cuitláhuac se observó vacía, a diferencia de otros años, debido a que, por la emergencia, se modificó la tradicional representación en Iztapalapa.

[nota_relacionada id=953788]

Por Almaquio García Chagoya

eadp

Escucha aquí nuestro podcast del coronavirus:

Temas