Haz tu denuncia aquí

Endurecen protocolos de visitas familiares en cárceles por COVID-19

Ya no se permite el ingreso de adultos mayores o niños, y se suspende hasta nuevo aviso las visitas conyugales

NACIONAL

·

Las reglas para la visita familiar en las cárceles federales fueron modificadas por la emergencia sanitaria; ya no se permite el acceso a adultos mayores y sólo ingresa una persona por interno.

Las modificaciones también se ampliaron para los menores de edad, pues tampoco se permite su entrada y las visitas conyugales están suspendidas temporalmente.

Estas nuevas medidas restrictivas han ocasionado que en las cárceles federales el promedio semanal de visitantes pasó de de tres mil 99 personas, sin contingencia, a dos mil 247 visitantes en lo que va de la alerta.

[nota_relacionada id=952388]

Un ejemplo de ello es Teresa Chávez, una adulta mayor a la que ya le aplicaron estos cambios de protocolo de ingreso a algún centro carcelario federal.

Ella solía viajar durante 18 horas para visitar a su hijo preso en el Cefereso 15, en Chiapas; así ha sido desde que fue trasladado de una cárcel de la Ciudad de México a ese centro federal donde, aseguró, las medidas de seguridad son más restrictivas, pues sólo se les permite una llamada telefónica de 10 minutos a la semana y la visita familiar es cada 15 días y no cuatro veces a la semana como cuando estaba preso en la capital del país.

Sin embargo, la mujer de 72 años de edad recibió una llamada telefónica del personal de la cárcel federal para informarle que la visita se suspende hasta nuevo aviso.

Lo único que hice fue enviarle los mil 200 pesos para sus gastos, pero no sabemos hasta cuándo podré visitarlo”, dijo a El Heraldo de México.

En el Cefereso 5 en Veracruz también hay incertidumbre sobre la fecha en que se normalizará la visita.

[nota_relacionada id=951945]

Ivette Rico señaló a este diario que podrá visitar a su esposo en un horario de 8:00 a 15:00 horas y sólo por locutorios.

“La visita era cada ocho días, el día domingo fue la de Trabajo Social a las palapas y nos dijeron: ‘Señoras, por medida de seguridad la visita ya no va a ser cada ocho días, va a ser una vez cada 16 días, ustedes como son del módulo 8, les toca el día 6 y 22 de abril, de 8 de la mañana a 3 de la tarde y se van a juntar con el módulo 16’.

“El miércoles pusieron el comunicado en el que dijeron que por orden del Diario Oficial las visitas serían solamente por locutorios, sólo puede pasar una persona por interno, mayores de 18 años, menores de 60, no hijos pequeños, solamente pasan esposas o esposos, papás y hermanos”, señaló.

Cada día de visita gasta en promedio mil 500 pesos, entre transporte, comida y hotel, pues ella vive en la Ciudad de México. [nota_relacionada id= 952701]

Por Diana Martínez

eadp

Escucha aquí nuestro podcast del coronavirus: