Haz tu denuncia aquí

Nutrición infantil

NACIONAL

·

¿Tu hijo/a no come bien? ¿Duerme más o menos de lo que debería? ¿Pasa demasiadas horas delante de la televisión, ordenador o tableta electrónica? ¿Le han aparecido caries? Si la mayoría de estas respuestas son afirmativas, resulta importante conocer lo que puede lograr en tus hijos una buena nutrición.

Ver esta publicación en Instagram

➡️1. Cúrcuma: potente antiinflamatorio, ayuda a la prevención de Alzheimer y a que la circulación sanguínea se irrigue mejor al cerebro. . ➡️2. Mora azul: rica en antocianinas que mejoran la función cerebral, la memoria y ayudan a combatir la demencia. . ➡️3. Hojas verdes: principalmente crucíferas como brócoli calabacita, kale, col mejoran la función cognitiva y previenen la demencia. . ➡️4. Café: potente vasodilatador, promueve una mejor circulación, disminuye los niveles de demencia y riesgo de infarto. No existen estudios en café descafeinado. . ➡️5. Té: una de las bebidas mas tomadas alrededor del mundo, existen 4 tipos de té: blanco, verde, oolong y negro, los menos procesados son el blanco y el verde, tienen altos niveles de antioxidantes y bajo nivel de cafeína, reducen el riesgo de padecer Alzheimer y mejoran la memoria. . ➡️6. Leguminosas: 2 cucharadas de leguminosas previenen en un 8% el riesgo de muerte, tienen alto contenido de nutrientes, al contener colina, éstos propician la formación de neurotransmisores. . ➡️7. Omega 3: Existen 3 tipos de omegas ALA, EPA y DHA. El DHA en particular es el ácido graso que representa la mayor parte del cerebro (97%) y de la retina (93%). Es un componente importante el la parte del cerebro (corteza) que controla la memoria, lenguaje, emociones y atención. Asi que tener un adecuado aporte de omegas (DHA) protege contra la pérdida de la memoria por la edad, demencia y Alzheimer. . ➡️8. Uvas rojas: Contienen resveratrol, este componente se ha visto que reduce la placa beta-amiloide en pacientes con Alzheimer, además retrasa el proceso degenerativo de las células. . . . #saludcerebral #cerebro #brainhealth #memoria #concentracion #cognicion

Una publicación compartida por Bienesta_Wellness (@nathalymarcus) el

Durante la infancia, se establecen los hábitos alimentarios que, posteriormente, se verán reflejados en la etapa adulta. Algunos de los beneficios de llevar una alimentación funcional y correcta durante el crecimiento son:

  • Un buen desarrollo y formación
  • Optimización de la capacidad de aprendizaje
  • Buena comunicación y socialización
  • Facilidad de adaptación a nuevos ambientes y personas
  • Un correcto desarrollo psicomotor.

En definitiva, una buena nutrición, es la primera línea de defensa contra numerosas enfermedades infantiles que pueden dejar huellas en tus hijos de por vida, como el COVID-19 que estamos viviendo en estos momentos, así como la neumonía, anemia, sobrepeso, diabetes infantil, desnutrición y atraso en el desarrollo neuromotor y psicomotor.

  • Por lo tanto, te recomiendo establecer tempranamente en tu hijo/a, hábitos alimenticios que:
  • Aseguren una ingesta rica y correcta de alimentos
  • Tener una variedad de nutrientes, texturas, colores y sabores
  • Adquirir preferencias alimentarias
  • Tener una capacidad de selección correcta.

Una alimentación adecuada para tu hijo debe ser rica en vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas saludables, además debe incluir:

  • Antioxidantes
  • Omegas
  • Fibra
  • Calcio
  • Vitamina D
  • Zinc
  • Hierro

Comencemos por la importancia del desayuno. Se sabe, por innumerables estudios, que existe una menor capacidad de atención y de aprendizaje entre el 20 y el 40 por ciento de los escolares mexicanos, que no desayunan. O bien, si lo hacen, se sabe que es en una cantidad mínima y pobre en nutrientes ya que, generalmente los desayunos, son alimentos ricos en azúcares, grasas trans y alimentos procesados, siendo un factor importante para la presencia del sobrepeso y obesidad infantil.

Por Ana Camacho y Nathaly Marcus
lctl