Haz tu denuncia aquí

"Ser policía, acto de valor": Mónica de la Rosa Valencia

NACIONAL

·

Enfundada en su traje azul marino, Mónica de la Rosa Valencia se abre paso entre las calles de Puebla y aunque es muy joven, demuestra que ser mujer policía es un acto de valentía para mantener la seguridad de los poblanos.

Pese a que en la actualidad impera la inseguridad en el estado y somos pocos elementos de protección para las necesidades que tiene la sociedad, ser policía es importante porque ayudas a las personas en muchas situaciones y buscamos hacer un entorno seguro”, comentó en entrevista De la Rosa Valencia, quien a sus 24 años de edad está segura de que su trabajo es una forma de alcanzar sus sueños.

[nota_relacionada id=900046]

A pesar de sólo tener tres meses dentro de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en el municipio de Puebla, sabe que dedicarse a garantizar la integridad de los ciudadanos no es una tarea fácil, pero cada día se compromete porque “aunque no todos confían en ti, algunos sí lo hacen y saben que trabajamos para que sus hijos y ellos tengan un bienestar mejor”.

Aseveró que está de acuerdo con que las mujeres alcen la voz para exigir más justicia y respeto a sus derechos, sin embargo, ella no parará actividades este 9 de marzo, pues considera que puede generar más afectaciones al no cumplir con su labor de vigilancia.

Pero aun cuando ella sí trabajará ese día, manifestó su respeto a la diversidad de opiniones y se mostró a favor de hacer movimientos que permitan detener la violencia contra las mujeres: “Podemos hacer cosas para que se detenga, para que no nos veamos afectadas, pero dejar de hacer nuestras labores o cosas cotidianas no es la mejor solución porque estaríamos afectando un poco más”.

Considera que la sociedad ha cambiado y muchas personas ya aceptan y tienen confianza en la participación de las mujeres policías, aunque la exigencia es la misma para todos, pues buscan obtener mayor protección.

Sí cuesta, pero la verdad es que los mandos que tenemos nos han apoyado muchísimo, nos ponen a cargo de unidades o nos dejan responsabilidades que antes no se podía; eso nos ayuda a tener mucha confianza y a desempeñar el puesto que nos encomendaron”, dijo.

Mónica asegura que ha recibido consejos de sus compañeros hombres, pues le han dado recomendaciones sobre cómo actuar, lo que significa que dentro de la corporación hay respeto y equilibro de géneros. Ella es psicóloga, y esta dualidad le ha permitido brindar una mejor atención a los poblanos, porque cuando las personas entran en crisis, sus conocimientos del comportamiento humano le han ayudado a controlar la situación.

Asegura que busca ir subiendo de categoría en la policía: “Aspiro a poder llegar a dirigir un área como la secretaría, hoy que la titular es mujer nos abre una posibilidad más de seguir creciendo”.

LABOR SOCIAL. Ella realiza actividades que antes no las hacían las mujeres policías.
Foto: Enfoque
[nota_relacionada id=894438]

POR CLAUDIA ESPINOZA

eadp

Temas