Haz tu denuncia aquí

Se intensifica la xenofobia vs. migrantes

COMUNIDADES DE CHIAPAS LOS CULPAN DE LA INSEGURIDAD Y DE LA CRISIS ECONÓMICA. ORGANIZACIONES SOCIALES VEN DETRÁS UNA ESTIGMATIZACIÓN

NACIONAL

·

TUXTLA GUTIÉRREZ. La llegada de los éxodos migrantes detonaron la xenofobia en la frontera sur de México, donde pobladores y comerciantes se manifiestan con mayor frecuencia contra la presencia de centroamericanos, en varios municipios de Chiapas.

Los responsabilizan del incremento de la inseguridad, de “arrebatar” oportunidades de empleo, de la ausencia de turismo y de la crisis económica que hay en la zona.

El lunes pasado, habitantes de Pakal-Ná, Palenque, realizaron un bloqueo y colocaron barricadas de llantas a las que prendieron fuego, para advertir a los tres niveles de gobierno sobre “el hartazgo” por el paso de los centroamericanos.

“¡Ni un hondureño más!”, repitieron los inconformes, cuando forzaron la puerta del auditorio municipal que fue habilitado para albergar a los extranjeros en proceso migratorio.

Hace cinco días, en la plaza central de Tuxtla Gutiérrez, indígenas desplazados en huelga frente a Palacio de Gobierno “corrieron” a 50 migrantes que intentaron —también— acampar.

En enero, comerciantes, tricicleros y balseros (o camareros) se unieron para solicitar vigilancia permanente en el río Suchiate y así evitar el arribo de catrachos, “que únicamente provocan disturbios y pérdidas”.

Aseguraron que las ganancias que obtienen con el cruce de mercancía de México a Guatemala, a través del río, disminuyeron 40 por ciento.

Isidoro Rodríguez, líder del sindicato de Tricicleros de Ciudad Hidalgo, Suchiate, señaló a El Heraldo de México que solicitaron, al igual que la Coparmex Tapachula, la presencia militar fija porque no quieren más migrantes en caravanas.

Para organizaciones como Voces Mesoamericanas, la xenofobia en Chiapas va en aumento debido a que los medios de comunicación equiparan a los centroamericanos con integrantes de las pandillas.

Aldo Ledón, representante de la organización, agregó que se trata de una “lógica del desprecio” al no entender el proceso de la migración.

Para las organizaciones, la sociedad mexicana olvida el origen migratorio de los pueblos y estar pegados a EU “hace entender otras lógicas de una pertenencia que no tenemos”.

[nota_relacionada id=  895874   ] 

Por Jeny Pascacio

lctl

Temas